Home > Internacionales

Kevin Love, entre los diez mejores PER de la Liga

NBAManiacs | 03 Enero 2018 | 11:43

 

Y finalmente, el Kevin Love que los Cavaliers ficharon de Minnesota, ha llegado a Ohio. Ha tardado, pero ya está aquí. En su cuarto año en Cleveland, vuelve a recordar cada día más a aquel jugador franquicia que era pura eficacia en los Timberwolves.
 
La estadística avanzada más completa, la que aglutina más variables y la que probablemente nos dé el extracto más certero del rendimiento de un jugador, es el PER. Lo que mide el PER (Player Efficiency Rating), escuetamente, es la productividad de un jugador por cada minuto de juego.
 
Warriors y Cavs: dos representantes
La función tiene en cuenta todo el cuadro estadístico individual, tanto en su aspecto positivo (tiros de campo, tiros libres, triples, asistencias, rebotes, tapones, y robos) como en el negativo (tiros errados, pérdidas de balón y faltas personales). No es extraño, por lo tanto, que en lo más alto de la tabla con los mejores PER de la Liga, encontremos a los habituales candidatos al MVP y demás jugadores franquicia de la competición.
 
Pues bien, hasta el momento, lo habitual era solo hallásemos un equipo con dos jugadores dentro del Top-10 de mejores PER. Estos eran los Warriors, desde luego, con Kevin Durant y Stephen Curry como adalides. Hoy, otro equipo más puede presumir de tal honor. Pues con la jornada 11, ha irrumpido en la honorable vanguardia Kevin Love. Y encantado de tenerle tan cerca debe estar LeBron James.
 
Para tener aún mejor contexto de este dato, debemos saber que el PER medio de la liga ronda los 15 puntos, por lo que estamos ante un conjunto de elegidos que prácticamente —algunos incluso lo logran— doblan el promedio.
 
En este fajo de 10, solo chirría a primera vista Capela, pero es que el pívot de los Houston Rockets está aprovechando a las mil maravillas el surtidor infinito que es James Harden. Concentrado en bloquear y finalizar los pases teledirigidos de La Barba, su Effective Field Goal% está disparado (68,2), tanto como para ser el mejor de la NBA, y tener éste su reflejo tremendo en el PER.
 
Al nivel de su mejor “yo”
Y Kevin Love, por fin, ha retornado a la élite. Cuando era la cabeza más visible de Minneapolis, su PER estaba acostumbrado a estas cotas. Registró su mejor marca en su sexta temporada en la NBA, a los 25 años, con una cifra de 26,9. Con 36 partidos disputados este curso, vuelve a rebasar la barrera de los 25 puntos, frontera que sólo ha superado en dos ocasiones en su carrera, y en la que seguro que Love estaría encantado de acomodarse hasta el final de la regular season para poder firmar la triada.
 
Tanto su usage como su eficacia en el juego son claramente los mejores desde que cambió de ciudad. Si no, miremos su progresión.
 
La evolución no deja lugar a dudas; Love se encuentra cada año más cómo como escudero de LeBron James. Este año, sin Kyrie Irving y prácticamente huérfanos de base por las baja de Isaiah Thomas y la intermitencia de Derrick Rose, Love no ha tenido un tercer All-Star con quien compartir el protagonismo, pudiendo éste erigirse como socio indiscutible de James.
 
El ala-pívot ha dejado de ser un especialista de tres, para volver a sus orígenes de jugador versátil y dinámico que hiere al rival desde todos los frentes, ya sea desde el perímetro como de espaldas a la pintura.
 
Sus guarismos de este curso, en tan solo 29,5 minutos que le da Tyronn Lue —el primer año que baja de los 30 desde que está en Cleveland—, son de 20,1 puntos y 10,1 rebotes, con un 47,5% de acierto en tiros de campo (el mejor de su carrera) y un 41,8% en triples (ídem de ídem).

 

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.