Internacionales
La NFL investigará manejo de conmociones en Seahawks
El procedimiento de Rusell Wilson parece no haber sido el adecuado, según las normas de la liga
ESPN 10 Noviembre 2017

La NFL informó este viernes que está investigando una posible violación a las políticas de la liga cuando el mariscal de campo de los Seattle Seahawks, Russell Wilson, fue sacado del campo para una revisión por conmoción cerebral.
 
El episodio ocurrió a mediados del tercer cuarto de la victoria de los Seahawks, 22-16, sobre los Arizona Cardinals, cuando Wilson recibió un golpe a la mandíbula del apoyador Karlos Dansby. Wilson no mostró señales evidentes de conmoción, pero el réferi Walt Anderson invocó su derecho a enviar a Wilson fuera del campo para una revisión.
 
Las políticas de conmoción de la NFL señala que un jugador que se sospeche que tenga síntomas de una conmoción no puede volver a "practicar o jugar" a menos que un médico del equipo y un neurólogo independiente lo autoricen. Los equipos pueden ser multados si la liga encuentra que no siguieron el protocolo designado para garantizar el alta médica antes que cualquier jugador vuelva al campo.
 
Esta temporada, la liga agregó una tienda azul en la banca para permitir que la prueba inicial sea realizada en privado.
 
Con el reserva Austin Davis en el partido, la transmisión de NBC mostró a Wilson corriendo a la banca y después sentándose en el área donde sería colocada la tienda. Sin embargo, Wilson se levantó antes que el personal médico tuviera la oportunidad de alcanzarlo y después reemplazó a Davis tras una jugada.
 
Wilson estuvo en el campo dos jugadas más antes que los Seahawks despejaran. Durante el cambio de posesión, Wilson entró de nuevo a la tienda y permaneció ahí por un periodo más largo. Estuvo en el campo cuando los Seahawks recuperaron la posesión.
 
"Se está realizando una investigación más exhaustiva", declaró la NFL en un comunicado. "De acuerdo a la política desarrollada conjuntamente por la NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés), si el protocolo de conmociones no es seguido apropiadamente el equipo está sujeto a un castigo".
 
Tras el partido, Wilson dijo que no sufrió una conmoción con el golpe y se sentía "completamente bien".
 
"Sólo estaba tratando de mover mi mandíbula, pensaba, 'Hombre, está atorada'", sentenció Wilson. "Creo que estaba tumbado en el suelo por un segundo simplemente tratando de tocar mi mandíbula, y creo que Walt pensó quizás que estaba lesionado o algo así. Le dije que estaba bien, estaba bien, y él me respondió, 'Sal del campo'.
 
"Creo que Walt hizo un gran trabajo en primer lugar. Tomó la decisión más inteligente. Estaba bien, al 100 por ciento. Y después examinaron todo el tema de la conmoción y todo eso. Hicimos todas las preguntas que puedan imaginar y respondí incluso más para ellos para que supieran que estaba bien y después volvimos ahí dentro".
 
La NFL investiga todos los reportes creíbles de violaciones a las políticas. Los equipos pueden ser multados hasta con 150,000 dólares por una primera infracción de violación al protocolo de conmociones, de acuerdo a la política promulgada conjuntamente con la NFLPA en el 2016.