Futbol Internacional
Rusia es la última chance de una generación
Para ganar algo, opina Mascherano
Mediotiempo 07 Noviembre 2017

 

El Mundial de Rusia 2018 representa para una generación de futbolistas de Argentina, que lidera Lionel Messi, la última oportunidad de obtener la gloria a nivel de mayores, aseguró este martes el veterano Javier Mascherano.
 
"Esta es la última gran chance de esta generación para ganar algo", dijo el volante de 33 años, emblema de un grupo de jugadores que tuvo protagonismo hegemónico en la última década.
 
Argentina jugará el sábado su primer amistoso preparatorio, contra Rusia en Moscú y luego lo hará el martes ante Nigeria en Krasnodar.
 
Es un conjunto de futbolistas que falló en la conquista de los Mundiales de Alemania 2006 (cuartos de final), Sudáfrica 2010 (cuartos de final) y Brasil 2014 (perdió la final 1-0 con Alemania).
 
También perdió las finales de Copa América en Venezuela 2007 (3-0 con Brasil), en Chile 2015 (a penales con Chile) y Centenario en Estados Unidos 2016 (a penales con Chile).
 
Consultado sobre qué rivales preferiría evitar en la primera ronda en la cita rusa, mencionó a "España, por su manera de jugar, es un muy incómoda para nosotros. Es muy difícil sacarle el balón".
 
Mascherano jugó los últimos tres Mundiales y convirtió en uno de los pocos deportistas argentinos en ganar sendas medallas de oro en dos Juegos Olímpicos, los de Atenas 2004 y Pekín 2008.
 
Si Argentina llegaba a quedarse afuera del Mundial de Rusia 2018, tras clasificarse a duras penas en la última fecha ante Ecuador (3-1), dijo que "no era difícil imaginar, un cambio de ciclo, un cambio de generación".
 
"Muchos de los jugadores que estamos hace rato, hubiésemos dado un paso al costado. Y también quizás el cuerpo técnico. No sé que hubiese pasado con (el DT Jorge) Sampaoli", expresó.
 
El exjugador de River Plate dijo que el problema del equipo albiceleste ha sido "tener tres entrenadores en poco tiempo (Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Sampaoli), cada uno con pensamientos diferentes".
 
"Pero también hay responsabilidad de nosotros, los jugadores, porque no se vio gran nivel de individualidades, salvo en algunos partidos", indicó.