Internacionales
Wilder retiene título al noquear a Stiverne en el 1er round
Tras su triunfo, el estadounidense lanzó un reto a Anthony Joshua
AP 05 Noviembre 2017

El estadounidense Deontay Wilder noqueó el sábado al único rival que le ha resistido toda una pelea, al derribar tres veces a Berman Stiverne en el primer round y defender su título mundial de peso completo de la CMB en Barclays Center.

Wilder ingresó al ring vistiendo capa y máscara dorada. Parecía determinado, y mostró el ceño fruncido durante los dos minutos y 59 segundos que duró el combate. Después de la segunda caída, pidió a gritos a la esquina de Stiverne que detuvieran la pelea.

En vez de eso, el invicto “Alabama Slammer” lo hizo por su propia cuenta, aporreando a Stiverne antes de derribarlo de nuevo.

“Tanta frustración, parecía que mi carrera ha sido una locura. Tantos boxeadores usando sustancias prohibidas”, dijo Wilder. “Sólo quiero demostrar que soy el mejor. Sé que soy el mejor, pero quiero demostrarlo”.

Wilder arrebató el cinturón a Stiverne en 2015 con una decisión tras 12 asaltos. En esta ocasión insistió repetidamente que Stiverne caería y sería derrotado pronto.

El campeón de 32 años cumplió su promesa al mejorar su marca a 39-0 con 38 nocauts.

Esta fue la sexta defensa del título para Wilder, y su más contundente. Stiverne, que había peleado por última vez el 14 de noviembre de 2015, cuando superó por puntos a Derric Rossy, nunca tuvo oportunidad esta ocasión. Llegó al combate en reemplazo de Jose Ortiz, que dio positivo a una prueba antidopaje.

Wilder usó su jab durante la mayor parte del primer round mientras que Stiverne, que no había sostenido un combate en dos años, se movía lento y cauteloso por todo el ring. Pero de pronto, Wilder lanzó una potente derecha que mandó a la lona a Stiverne (25-3-1).

Stiverne se levantó mientras Wilder de antemano festejaba, pero otro derechazo durante una lluvia de golpes derribó de nuevo al retador de 38 años.

Para entonces, Wilder se apoyó en las cuerdas en una esquina neutral, desde donde le gritaba al entrenador de Stiverne que pusiera fin a la contienda.

Al no hacerlo, otra derecha y un duro gancho de izquierda hicieron caer por última vez a su rival.

“Un campeón, un rostro, un nombre, que es Deontay Wilder”, declaró el campeón de la CMB.

Wilder ahora puede poner la mira en algo que ha estado prometiendo a lo largo de 2017: un combate de unificación ante el británico Anthony Joshua, campeón de la AMB y la FIB, planeado para el próximo año.

“He estado esperando por mucho tiempo esa pelea”, agregó. “Te declaro la guerra. ¿Aceptas el reto? Sé que soy el campeón, sé que soy el mejor. ¿Estás abierto a esta prueba?“.