Home > Extra cancha

¿Cerveza = Huesos Fuertes?

Agencias | 04 Julio 2015 | 11:47
image
image

Los altos niveles de silicio que se encuentran en la cerveza, principalmente en la cerveza clara, retardan el adelgazamiento de los huesos y mejoran la formación de los mismos. Lo anterior ha sido revelado por decenas de investigaciones que se han hecho alrededor de la bebida hecha a base de cebada.

Protege contra la osteoporosis

Quizá el más famoso de estos trabajos es el que realizó la Universidad de California en Davis, donde un equipo de investigadores hallaron que protege la masa ósea de trastornos, como la osteoporosis.

El silicio que se encuentra en la cerveza se encuentra en forma soluble, como ácido silícico, y hasta la mitad de lo que contiene la bebida puede ser absorbido por el organismo, lo que convierte a esta bebida en la principal fuente de silicio.

Tras analizar los niveles de silicio en los ingredientes de la chela, encontraron que éste se encuentra en su mayoría de las cáscaras de la cebada procesada.

Además de las propiedades del silicio, la cerveza contiene altas concentraciones de fitoestrógenos, químicos que se encuentran en los vegetales y que son similares a los estrógenos humanos, otro elemento indispensable en la salud ósea.

La clave es la moderación

Así como el vino, la cerveza podría ser buena para la salud, siempre y cuando se consuma con moderación. Medio litro de esta bebida al día ayuda, no solo en la prevención de enfermedades sino también para reducir otros males.

Por ejemplo, otros estudios indican que 250 ml de "chela" reducirían el riesgo de contraer problemas cardiacos en un 31%, debido a que incrementaría las lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno).  Personas mayores de 65 años que toman entre medio y dos litros de cerveza a la semana tienen menos probabilidad de presentar demencia, que los que toman en exceso o los que no beben nada.

Todos los extremos son malos

Otros datos obtenidos por la Universidad de Cambridge revelan que, así como la cerveza  (tomada con moderación) ayuda a proteger los huesos, su consumo excesivo puede dañarlos.

Tras una serie de análisis se encontró que quienes tenían la peor densidad mineral ósea eran aquellos acostumbraban a beber en exceso. De hecho, la ingesta excesiva de cerveza se relacionó con un mayor riesgo de sufrir fracturas.

La conclusión es que, si el objetivo es proteger a salud ósea, lo ideal es no aumentar el consumo de esta bebida alcohólica y limitar su ingesta a, máximo, dos unidades al día.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.