Viernes 29 de Agosto de 2014 / / San Luis Potosí
Siguenos
Reanudarán diálogo entre Palestina e Israel

Rusia, Estados Unidos, Naciones Unidas y la Unión Europea, citarán a representantes de ambas partes el 2 de septiembre en Washington para reiniciar el proceso paz Medio Oriente.
El Universal | 20/08/2010 |

Estados Unidos anunció este viernes el reinicio del diálogo entre israelíes y palestinos a partir del próximo 2 de septiembre, en uno de los más ambiciosos desafíos políticos desde que Barack Obama llegó a la Casa Blanca.

Según confirmó la aecretaria de Estado, Hillary Clinton, el presidente Obama ha convocado al Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, para retomar en esta capital unas negociaciones suspendidas durante más de 20 meses.

"El presidente Obama y yo hemos alentado a ambos líderes a compartir y comprometerse en la fórmula de dos Estados soberanos, Israel y Palestina, viviendo uno al lado del otro en paz y con seguridad", aseguró Clinton en un anuncio que ha sido fruto de intensas negociaciones.

Según confirmó el enviado especial para Oriente Medio, George Mitchell, el horizonte de las negociaciones que arrancarán en septiembre será de hasta un año e incluirá temas tan espinosos como las fronteras de un nuevo palestino, el estatus político de Jerusalén, el retorno de los refugiados palestinos y las garantías a la seguridad nacional de Israel.

A la cumbre inaugural, que presidirá el presidente Barack Obama como mediador principal, acudirán como testigos de excepción el presidente egipcio, Hosni Mubarack y el rey Abdullah de Jordania.

Al reinicio de las negociaciones también ha sido invitado el ex primer ministro británico, Tony Blair, representante del cuarteto por la paz en Oriente Medio, un grupo integrado por la ONU, la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia.

"Estas negociaciones arrancarán sin precondiciones", enfatizó Clinton al solicitar tanto a israelíes como palestinos acudir "de buena fe" a esta convocatoria para llegar a compromisos concretos que "traigan consigo un futuro mejor para los habitantes de toda la región", señaló.

La convocatoria para el reinicio de negociaciones directas entre israelíes y palestinos no ha estado exenta de dificultades. De hecho, la Casa Blanca ha tenido que emplearse a fondo para convencer a Benjamin Netanyahu --el hombre que se ha regodeado por haber descarrilado los acuerdos de paz de Oslo (1994)--, lo mismo que a Mahmud Abbas, un líder que ha empequeñecido a la sombra de Hamás y que podría perder lo que le queda de su prestigio y autoridad en caso de un nuevo fracaso.

De hecho, el presidente de la Autoridad Palestina es considerado por Hamás como una "figura de transición" que podría ser sepultada en caso de un nuevo descarrilamiento de las negociaciones.

"Sabemos que ha habido dificultades en el pasado y que las seguirá habiendo en el futuro", reconoció Hillary Clinton.

"Los enemigos de la paz seguirán intentando dinamitar estas conversaciones. Pero yo les pido a las partes involucradas que perseveren en busca de una paz duradera", añadió.

La convocatoria para el relanzamiento de las negociaciones ha sido producto de intensas negociaciones entre la administración de Barack Obama y algunos de los protagonistas clave para que cualquier compromiso pueda llegar a buen puerto. En el curso de las últimas semanas, el enviado especial para Oriente Medio, George Mitchell, consiguió el apoyo de la Liga Arabe para convencer a Mahmud Abbas sobre la necesidad de no desaprovechar la "oportunidad histórica" que le ha ofrecido la administración Obama.

A cambio, según han confirmado fuentes del Departamento de Estado, el propio presidente Obama se ha comprometido a que Benjamin Netanyahu no asista a esta nueva cumbre por la paz con toda la intención de dinamitarla.

La convocatoria anunciada ayer se produce veinte años después de la Conferencia de Paz de Madrid y 10 años después de que los fallidos intentos del ex presidente Bill Clinton en Camp David por arrancar un acuerdo de paz a israelíes y palestinos.

 

-PUBLICIDAD-