La noticia antes que nadie
Con una muestra abren ventana a los orígenes del Papa Francisco

“Genova-Buenos Aires, sólo ida. El viaje de la familia Bergoglio a Argentina y otras historias de migraciones”, es el título de la exhibición.

Notimex | 21/04/2017 | 08:45

Una muestra inaugurada hoy en Roma abrió una ventana a los orígenes del Papa Francisco, reconstruyendo con fotos y documentos históricos el viaje de la familia Bergoglio desde Asti, localidad del norte de Italia, hasta Buenos Aires.

“Genova-Buenos Aires, sólo ida. El viaje de la familia Bergoglio a Argentina y otras historias de migraciones”, es el título de la exhibición abierta este viernes en la sede del Instituto Italo-Latinoamericano de Roma (ILLA).

La ministra argentina de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, calificó como “muy oportuno” la elección del tema, cuando “en algunas partes (del mundo) se teme mucho la migración”.

“Justo ahora que se habla de levantar murallas, los que somos hijos o nietos de inmigrantes, sabemos el valor que tiene el dar esa oportunidad a la gente que la busca, que huye de guerras, de matanzas, de enfrentamientos ideológicos y por falta de oportunidades económicas”, señaló.

“Siempre recuerdo que Argentina tuvo por muchos años, al inicio del siglo XX, una gran parte de la población que no era local, que era importada y eso en lugar de generarnos temor nos generó una noción de oportunidad”, agregó al inaugurar la muestra.

Precisó que la presencia en su país de personas de diversas nacionalidades propició una apertura de mente, la convicción de que gracias a ellos se puede agregar energía positiva, cultura y pluralidad de visiones.

Advirtió que todos deben tener claro que el mundo no dejará de tener migración sino al contrario, por eso es importante encontrar la manera de canalizarla y hacer que la mezcla de las culturas enriquezca a todos.

“La muestra sigue el hilo de la historia de la familia Bergoglio, que es de donde surgió el Papa Francisco. Es una forma de recordar que la historia de migrantes son historias de éxito, de resultado, que nos abren nuevas oportunidades”, apuntó.

En las galerías del ILLA pueden verse estampas de los barcos que transportaban a los migrantes, documentos marítimos y fotografías que detallan las dificultades encontradas por los italianos en su extenuante viaje transatlántico.

Además es posible admirar el árbol genealógico de la familia Bergoglio, fotografías de los padres del Papa, una copia del acta de bautismo de Jorge Mario Bergoglio e imágenes de su juventud, entre ellas el tradicional retrato de familia.

Massimo Minelli, curador de la muestra, recordó que la misma empieza con las historias de migración de los italianos que pretende recordar a todos que su país fue también de personas que dejaron sus pueblos en busca de una vida mejor.

“Nos focalizamos en una familia que, en esa época, era muy normal y hoy es muy especial: la familia Bergoglio. El papá de Jorge Mario, Mario, y sus abuelos, Juan y Rosa, ellos fueron migrantes en Argentina, en febrero de 1929 dejaron Italia e iniciaron en Argentina su nueva vida”, explicó en entrevista con Notimex.

Reveló que, durante su trabajó, quedó impactado por el apoyo que daba a los recién llegados a Buenos Aires el “Hotel de los migrantes”, una especie de pequeña ciudad donde se encontraban los que buscaban trabajo y quienes lo ofrecían.

También evocó la forma sorprendente cómo los parientes del pontífice lograron salvarse milagrosamente del naufragio del barco “Princesa Mafalda”, en 1927, porque a último momento decidieron cancelar los boletos que tenían comprados por problemas personales.

Finalmente, ese barco se hundió en las costas de Brasil y los Bergoglio terminaron viajando a Buenos Aires en 1929.

“La familia provenía de la pequeña burguesía, estaba dedicada al comercio. Mario, el papá de Francisco, era contador y había trabajado en la Banca de Italia de Turín. Cuando llegó a Argentina se puso a disposición de la empresa familiar, pero cuando cerró, se mudó y terminó trabajando en una empresa de transporte”, explicó.

“La persona que más impactó al Papa fue su abuela Rosa, una persona muy activa en la provincia de Asti, donde ellos vivían. Sea ella como el hijo participaron en la Acción Católica, las poesías que su abuela le recitaba le quedaron impresas en su mente a Francisco”, apuntó.

 

Te puede interesar

Publicidad
© 2017 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.