Martes 2 de Septiembre de 2014 / / San Luis Potosí
Siguenos
Piden protección para Casa de Moneda en SLP

El director de la Casa de la Moneda, Marcelo de los Santos, afirmó que las instalaciones son un foco de atención para la delincuencia y corren el riesgo de sufrir cualquier tipo de agresión.
EL UNIVERSAL | 05/06/2011 |

La seguridad de la Casa de Moneda de México, cuya función es la acuñación de monedas de curso legal en el país, está bajo amenaza.

La institución teme ser el blanco del robo de metales finos de oro y plata con los que fabrica mil 100 millones de piezas anuales, dado que carece del armamento necesario para enfrentar al crimen organizado.

En un documento, girado a la Secretaría de Hacienda el pasado 17 de abril, el director de la Casa de Moneda, Marcelo de los Santos Fraga, alerta que las instalaciones, ubicadas en el estado de San Luis Potosí, “son un foco de atención para la delincuencia y corren el riesgo de sufrir cualquier tipo de agresión”.

Esto, dice, “sin considerar que San Luis Potosí ha sido catalogada como una de las entidades federativas más violentas de la República, con los sucesos ocurridos en los meses recientes”.

De los Santos Fraga, quien fue gobernador de San Luis Potosí, reconoce que las condiciones de inseguridad que prevalecen en el país y el armamento utilizado por el crimen organizado “superan en número y en potencial al armamento con que se resguarda la seguridad del personal de Casa de Moneda, así como sus bienes materiales”.

Sostiene que es necesario estar en condiciones de poder repeler los asaltos o posibles agresiones por parte del crimen organizado, tanto en la planta como en los traslados de valores donde los oficiales que vigilan el camino “corren el riesgo de sufrir un ataque”.

“Las armas con las que se cuenta (102 pistolas Browning de 9 mm; 35 ametralladoras UZI de 9 mm; 33 escopetas Mosberg de 12 mm, y 9 fusiles Colt de 0.223 mm) tienen más de 20 años de servicio, algunas de ellas son obsoletas y su mantenimiento resulta poco práctico, además de que algunas refacciones ya no se encuentran en el mercado; otras suelen sufrir atascos o fallas por el tiempo de uso que tienen”.

Incluso, explica que del total de armas disponibles, se van a dar de baja 57 pistolas; 29 escopetas y 6 ametralladoras, pues sus condiciones no son las más favorables.

El funcionario precisa que es necesario contar con recursos propios, a fin de actuar de manera inmediata y sin contratiempos para resguardar tanto la integridad del personal, como los valores que manejan.

Además, calcula que en una primera fase podrían adquirirse 30 carabinas semiautomáticas calibre 5.58 mm, con un costo total de 705 mil 744 pesos, y 50 pistolas calibre 9 por 19 mm marca Glok, modelo 17, que costarían 378 mil 450 pesos.

Una alternativa que se evalúo en caso de no obtener la autorización presupuestal de Hacienda, fue “blindar el perímetro total de las instalaciones (mil 428 metros) con una barda de 2.5 metros de altura, cuyo costo se calculó en 2.2 millones de pesos, aunque consideran que la compra de armamento es la mejor decisión.

Adicionalmente, la dirección corporativa de Administración y Asuntos Jurídicos de Casa de Moneda de México tramita la construcción de un stand de tiro cerrado, para la práctica de armas cortas y largas a una distancia de 50 metros, con espacio para nueve cubículos de 130 centímetros de ancho, 240 cm de alto y 110 cm de profundidad.

En su requerimiento para autorización presupuestal, el organismo señala que en la actualidad los elementos encargados de la seguridad “acumulan un largo periodo sin realizar la práctica de tiro, en virtud de la delicada situación en materia de inseguridad por la que atraviesa el estado, ya que el entrenamiento se realizaba de manera periódica en instalaciones fuera de la planta (propiedad de terceros), y que en su momento “se volvieron inseguras para el personal de Casa de Moneda”.

El costo de este proyecto es de 5.2 millones de pesos, aunque es necesario adquirir una nueva subestación de energía eléctrica que soporte la carga que demandarán las nuevas instalaciones.
Con todo esto, Marcelo de los Santos Fraga considera que se pueden resguardar las instalaciones de la institución.

-PUBLICIDAD-