Usan tecnología espacial de la NASA en estatuillas del Oscar

05/03/2018 | 10:25 | Plano Informativo

Este domingo millones de personas pusieron sus miradas en la 90º entrega de los premios de la Academia, conocidos mundialmente como los Oscars 2018, pero muy pocos sabían que sus estatuillas están cubiertas con la misma tecnología que ayuda a los telescopios para observar galaxias distantes.

De acuerdo con un artículo en la página oficial de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el oro con el que brillan con premios a lo mejor de la cinematografía mundial, tiene la misma técnica de los telescopios para reflejar longitudes de onda infrarrojas de luz, lo cual ayuda a detectar objetos celestes desde muy lejos.

Goddard Jim Tuttle, físico del Centro de Vuelo Espacial de la NASA, aseguró que este material precioso es altamente reflectante y no deslustra, por lo tanto, es ideal para el espejo principal del Telescopio Espacial James Webb, además bloquea el calor radiante de los instrumentos en el interior del telescopio.

via GIPHY

El método más común para el recubrimiento del oro es por depósito de vapor. El metal se calienta en un vacío hasta que se convierte en gas, luego se condensa en una capa delgada a través de una superficie.

Aunque el proceso es efectivo, tiene sus inconvenientes. Por un lado, el oro pierde algo de su reflectividad, y por otro se vuelve extremadamente delicado.

"Hemos visto muchas veces a lo largo de los años, que alguien pondrá una bonita capa de oro sobre algún objeto, pero tan pronto se doble, toda una capa de oro se despegará y se desprenderá."

Las estatuillas del Oscar tenían una técnica de chapado de oro que provocaba deterioro con el tiempo. Hoy con una técnica que usa la NASA, brillarán para siempre.

Por esta situación, los diseñadores del telescopio James Webb buscaron un método de chapado en oro que mantuviera la alta reflectividad la alta reflectividad del material en estado sólido y fuera extremadamente duradero, por eso, recurrieron a la empresa Epner Technology, con sede en Brooklyn, para perfeccionar una técnica de galvanoplastia como parte del desarrollo aeroespacial en la década de 1990.

Los investigadores de Epner afirmaron a la NASA que lograrían concretar el proyecto, y así lo hicieron. Su chapado en oro fue significativamente más reflectante que el depositado al vapor. El proceso consiste en electrodeposición, también llamado como técnica de LaserGold.

 



David Epner, al trabajar con la NASA, garantizó a la Academia que su tecnología podría cumplir, e incluso, ofreció una garantía gratuita de por vida a cualquier trofeo de los Oscar que pudiera desgastarse.

«Es algo que nunca tendré que cumplir», dijo el presidente de la compañía Epner.