GoPro en problemas financieros, su CEO se baja el sueldo a $1 USD

08/01/2018 | 18:47 | Forbes

El fundador y CEO de GoPro, Nick Woodman, tendrá un recorte salarial en momentos en los que el fabricante de cámaras portátiles sigue en problemas.

Woodman dijo el lunes que recibiría 1 dólar en efectivo como sueldo en 2018. Esa cifra se compara con los 800,000 dólares, más un bono en efectivo por desempeño de 300,000 dólares, que recibió en 2016, el último año para el que hay datos disponibles. Woodman, que alguna vez clasificó entre las personas más ricas del mundo, ha visto su fortuna caer junto con el precio de las acciones de la compañía.

GoPro también dio una perspectiva decepcionante de sus ganancias y dijo que reduciría su plantilla global, despidiendo a unos 250 empleados y abandonaría el negocio de los drones.

Las acciones de la compañía fueron suspendidas en bolsa antes de la apertura, antes de hundirse 26%. Han perdido un quinto de su valor en los últimos 12 meses.

GoPro, que una vez fue una de las compañías favoritas en el mercado, con sus cámaras portátiles amadas para los adictos a la adrenalina, ha sido perseguida por el escepticismo de que podría ser incapaz de presentar otros productos atractivos. Ha tenido problemas para vender sus cámaras y drones, y durante la temporada navideña se vio obligada a reducir el precio de varios de sus dispositivos.

“A pesar del apoyo de marketing, encontramos que los consumidores eran reacios a comprar la HERO5 Black al mismo precio que fue lanzado un año antes”, dijo Woodman en un comunicado, señalando que las ventas subieron después de que la compañía redujera el precio de la cámara el 10 de diciembre. GoPro también recortó el precio de su cámara negra HERO6 de 499 a 399 dólares el 7 de enero.

La compañía dijo que sus ingresos probablemente llegarán a alrededor de 340 millones de dólares durante el cuarto trimestre, que es muy inferior a los 460 a 480 millones que previó anteriormente y lo que los analistas de Wall Street estaban esperando.

GoPro
también dijo que no espera volver a la rentabilidad hasta la segunda mitad de 2018. Ha estado luchando por volver a números negros durante dos años y reportó sus primeras ganancias trimestrales durante ese periodo en noviembre, ayudada por un aumento en las ventas y agresivos recortes de costos.

Ahora está recortando más gastos en su búsqueda de rentabilidad, confirmando planes para despedir a más empleados y tirar la toalla en su negocio de drones de consumo. Si bien una vez tuvo grandes esperanzas para su drone, llamado Karma, ha resultado ser un experimento costoso y fallido.

GoPro describió el mercado de drones como “extremadamente competitivo” con márgenes difíciles, más un entorno regulatorio “hostil”. GoPro dijo que abandonará el negocio después de que venda los drones Karma restantes.

GoPro reiteró su compromiso con la innovación y dijo que planea introducir varios productos nuevos en 2018 orientados a clientes nuevos y existentes.

Cargando ...