El Atl├ętico devora la Gran Manzana


Un nuevo compromiso internacional se llevó a cabo en la grama del Alfonso Lastras, fue el turno para que el representativo de "La gran manzana", el New York City FC, se midiera al Atlético de San Luis que terminó por imponer condiciones y llevarse la victoria por 3 a 0.
 
Primera acción sobresaliente apenas al minuto 4 cuando el argentino Matías Catalán tras un buen cobro de tiro de esquina fusilaria al meta Sean Johnson para lograr el 1 a 0.
 
A los 12. David Villa tuvo su primera oportunidad al recorrer los linderos del área y alcanzar a encontrar una rendija para, sin pensarlo, dos veces pegarle a gol pero todo quedaría en intento.
 
Sería hasta el 28 cuando Yangel Herrera por poco lo empataba, y es que este logró sacar un trallazo pero bien el el fondo Palacios atajó para quitar todo peligro.
 
Herrera se vería con hambre  de querer marcar y es que a siete del complemento, en el cual por cierto David Villa saldría de cambio, trataría de lucirse con una chilena, pero la puntería no lo favoreció y todo quedó en el intento. Los de la "Gran Manzana" estuvieron cerca del empate.
 
Pero dicen en el fútbol que el que perdona pierde, y sería justamente el Atlético el que podría en práctica este dicho ya que luego del desperdicio de los neoyorquinos, Jahir Barraza la prendió sabroso para fusilar a Johnson y dar el 2 a 0.
 
Y la gran sorpresa llegó al 68, cuando por fin y contra todo pronóstico Jonathan Dos Santos, perforó las redes rivales. Era ya el 3 a O en un duelo que ya dominaba por completo la escuadra local.
 
Luego de que el partido cayera en ritmo la gente no se desanimaría, y es que  el jugador Justin Haak entraría al campo por Nueva York y sería su "parecido" con el uruguayo Cavani, el que volvería loca a la afición potosina, por lo que todos sin pensarlo dos veces corearon el  ¡Cavani, Cavani!
 
Al término, Atlético de San Luis se quedó con la victoria por lo menos en duelo amistoso y ante los dirigidos por Patrick Vieira que atraviesan por mera pretemporada, así que ahora se tendrá que digerir el postrecito de la gran manzana para regresar a la vida real y pensar en liga.