La acuarela potosina cobrĂ³ vida


La acuarela potosina cobró vida, al menos en la actitud de los seguidores al Atlético de de San Luis. Más allá de la famosa canción, un gran colorido digno de los trazos de un gran pintor dio un ambiente especial a las gradas del Coloso de Valle Dorado.
 
“Hoy hay que ganar, hoy hay que ganar, auriazules, hoy hay que ganar” se gritaba en la tribuna norte del Alfonso Lastras, que presumió en pleno festejo de San Luis Rey de Francia una gran cantidad de banderas de color azul y oro. Las palabras, “Somos auriazules” en los bombos se colocaron justo a la mitad de la división entre las banderas de un color y otro.
 
Era la noche que tanto había esperado el aficionado al San Luis, ver a su equipo con los colores de la ciudad; “Si alcancé a comprar la auriazul; aunque me quedo un poco grande me ha gustado mucho” dijo Marlene seguidora potosina que se distinguía al ser de las primeras en modelar este jersey en el graderío.
 
Por fin ese distinguido ambiente “tunero”, se hizo sentir en la fecha donde el potosino podía presumir su orgullo. Todas las zonas del estadio se contagiaran para apoyar con las palmas, y con canticos en una noche que, por cierto, fue muy agradable para disfrutar del encuentro, que tuvo la cereza en el pastel con el segundo apagón en la temporada, para dar trazos de romanticismo, a la obra de arte.