Atl├ętico de San Luis regresa al Ascenso con derrota


Cuenta la historia que el primer partido de futbol profesional en San Luis Potosí, tuvo lugar un 14 de julio de 1957, cuando la 'Trinca Tunera' se midió ante los Petroleros de Ciudad Madero. Desde entonces, han desfilado por las canchas potosinas, diversas franquicias que se han establecido en el corazón de los aficionados.

Sesenta años después, un equipo potosino hizo rodar el balón en la división de plata. El debut fue lejos de casa, pero el escenario era lo de menos ante el ansia de observar al renovado  equipo haciendo su presentación oficial.

Como un ave Fénix, el Atlético de San Luis renació de sus propias cenizas con un poco de magia española. La tarde del sábado salió a la cancha un cuadro vestido de rojiblanco para medirse ante los Alebrijes de Oaxaca en el Estadio Tecnológico.

El debut era una empresa complicada, pero el Atlético estuvo a la altura del compromiso. Al 9, Hernández puso a trabajar al arquero oaxaqueño con un peligroso disparo. Potosinos y Alebrijes disputaban la posesión en medio terreno, haciendo difíciles los avances hacia el arco rival.

Al 30, Luis Guillermo Madrigal ganó el salto a la zaga tunera y marcó el primer tanto del partido tras un tiro de esquina. Un balde de agua fría para el once de Chava Reyes.

La historia potosina marca que siempre hay que venir de atrás, y al 36, Sebastián Penco marcó el del empate con una soberbia definición ante la salida de Hernández. El propio delantero argentino estaría cerca del segundo al 39, pero fue negado por el arquero local.

La segunda mitad comenzó con el dominio de Alebrijes,  Torres y Rivera lideraban el ataque de Oaxaca, pero no lograban encontrar una oportunidad clara. Los potosinos, se pararon bien en defensa y trabaron el juego cerrando espacios.

Sobre el final, un zapatazo de Román venció a Pikolín, para poner cifras definitivas al marcador. El futbol deja algunas lecciones y, para el Atlético de San Luis, solo queda volver a nacer.