La noticia antes que nadie

IMSS respalda parto de mujer con discapacidad auditiva

Notimex | 20/08/2019 | 01:09

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atendieron a Fabiola Jiménez, una mujer sordomuda de 28 años de edad, quien dio a luz a una bebé de tres kilogramos de peso.

 

El parto se realizó en el Hospital General de Zona (HGZ) 2A, en donde le brindaron a la paciente y al bebé los cuidados a través de la Sala de Atención Amigable.

 

Esta herramienta permite a las pacientes estar acompañadas por algún familiar en todo momento, apuntó la institución através de sus fuentes de comunicación.

 

Señalron que ahí también se les enseñan ejercicios de respiración para disminuir el dolor durante el trabajo de parto y se les empodera a fin de ser libres y tener el derecho en su vida reproductiva y a ser madres.

 

Fabiola Jiménez estuvo acompañada en todo momento por Carmen Hernández, su suegra, quien sirvió de traductor a médicos, enfermeras y especialistas sobre los síntomas y estado de la joven madre al ingresar al hospital el pasado 7 de agosto.

 

Erick Gómez Ozuna, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia de ese hospital, comentó que Fabiola tuvo un embarazo de alto riesgo y con los cuidados necesarios y la vigilancia médica dio a luz a un bebé de manera natural y sin anestesia.

 

Con apoyo de su suegra, Fabiola expresó que antes de iniciar la labor de parto sintió miedo porque no sabía cómo iba a ser ese proceso, sin embargo, el estar tranquila, atendida y acompañada en la sala por doña Carmen e Itan Morales, su esposo, sintió que todo saldría bien.

 

Itan, de 26 años de edad, es también sordomudo desde su nacimiento, y expresó que tener a su pequeña en los brazos lo hace sentir muy dichoso y feliz, y él se encarga de lavar, planchar, bañar y atender en lo que más pueda a su bebé.

 

El doctor Gómez Ozuna explicó que la discapacidad de Fabiola se debe a la meningitis –inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro- que padeció a los cuatro años de edad, enfermedad que le provocó la pérdida del oído, restricción del habla y baja visión.

 

La discapacidad que padece esta joven pareja sirvió como puente de unión para la capacitación que recibió Fabiola de cómo amamantar al bebé, se reforzó el momento del alumbramiento y se fomentó el apego entre madre e hija, argumentó.

 

El ginecobstetra añadió que la recién nacida se someterá a diversos estudios para descartar algún problema auditivo debido a la herencia de Itan, su padre.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.