La noticia antes que nadie

Se le deforma la cara y casi muere por pintarse el cabello

La joven es alérgica a un componente peligroso que tienen casi todos los tintes para cabello

Agencia | 10/08/2019 | 10:00
Dicen por ahí que “la belleza cuesta” y muchas personas se lo toman muy enserio pues hacen de todo para conseguir la imagen que desea, pero tampoco hay que llegar al extremo de poner en riesgo la salud y la vida con algún tratamiento o procedimiento estético. 
 
Eso exactamente le pasó en 2018 a una joven francesa de 19 años llamada Estelle que decidió hacer un cambio radical en su imagen al pintarse el cabello de negro. Todo parecía fácil así que compró un tinte en el supermercado y luego su mamá se lo aplicó en casa. 
 
Todo iba transcurriendo normalmente, Estelle se realizó la prueba de alergia que se indicaba en la caja del producto, espero 30 minutos para conocer los resultados y nada pasó así que procedieron a la aplicación. Mientras el producto humedecía el cabello, la joven comenzó a sentir comezón en la nuca y el cuero cabelludo, pero creyó que esto era normal. 
 
Sin embargo, horas después de haberse lavado, la comezón se intensificó así que decidió ir a la farmacia en donde le recomendaron una pomada para contrarrestar las molestias. 
 
Estelle se había teñiido el viernes y el domingo al despertar notó que el tamaño de su cara había aumentado a causa de una preocupante hinchazón que incluso le impedía abrir los ojos. De inmediato su madre la llevó al hospital donde fue tratada con corticosteroides y antihistamínicos. 
 
Pronto fue dada de alta, pero cuando iba camino a casa comenzó a tener dificultades para respirar así que volvió a la sala de emergencias. Cuando fue atendida, su lengua se había hinchado y corría riesgo de morir a causa de la reacción alérgica. 
 
Los médicos especialistas diagnosticaron a la joven con alergia al PDD, un componente que se encuentra en el 90% de los tintes para cabello y al cual son alérgicas 1 o 2 de cada 100 personas en el mundo, aunque no siempre presentan síntomas tan graves como los aquí relatados. 
 
Al leer las letras pequeñas del empaque del tinte, Estelle comprobó que efectivamente había PDD en él y podía leerse que se trataba de un químico altamente alergénico por lo que se recomendaba probarlo al menos 48 horas antes de usarlo. 
 
La afectada decidió compartir su historia con el mundo para alertar a la gente de la posibilidad de sufrir esta intolerancia al PDD y las consecuencias que podría acarrear usarlo sin precaución. 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.