La noticia antes que nadie

Todo lo que debes saber sobre los lunares

Agencia | 23/07/2019 | 20:21

Regularmente las personas podemos tener entre 10 y 40 lunares en el cuerpo, algunos no se ven tan fácilmente por su tamaño. 

 

La mayoría de ellos son benignos, es decir que no impactan negativamente la salud. 

 

Es importante conocer las características principales de los lunares, pues al detectar cualquier anomalía, se debe revisar el lunar. 

 

El color: Regularmente los lunares son marrón, cafés, negros o hasta rojos. Es indispensable que detectes si el color cambia, pues podría ser una señal de que algo no anda bien. 

 

Forma: Regularmente son ovalados y redondos y su textura puede tener un poco de relieve, peor cuando cambian repentinamente, es importante acudir con un especialista. 

 

El tamaño regularmente son pequeños, se les compara con el tamaño de una moneda, si el tamaño cambia o el lunar es más grande es cuando se debe prestar atención. 

 

Pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero cuando se esto sucede en la adultez podría ser maligno.

 

Para identificar los lunares que podría ser cancerígenos es necesario conocer la clasificación ABCDE. 

 

A: se refiere a la asimetría, si el lunar es muy diferentes cuando se parte a la mitad es una señal de que algo no anda bien. 

 

B: se refiere a los bordes irregulares o el cambio en el relieve. 

 

C: se refiere a crecimiento y el cambio de color, lo cual también podría ser una mala señal. 

 

D: se refiere al diámetro del lunar, si este cambia es necesario acudir con un especialista. 

 

E: Se refiere a la evolución. Es decir, todo en conjuntos, observar el lunar día con día. 

 

Para evitar complicaciones y lograr detectar el cáncer de piel a tiempo es necesario acudir con un dermatólogo cada año y usar protector solar todos los días. 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.