La noticia antes que nadie

Plataformas de empleo: un riesgo oculto en la oportunidad

Compartir datos a través de currículos en línea puede poner en riesgo la seguridad de aquellos que buscan un trabajo

Lilia Quevedo / Plano Informativo | 21/07/2019 | 16:52
San Luis Potosí, SLP.- Las estrategias para reclutar personal han cambiado, se acabaron los letreros físicos para pasar a las plataformas de búsqueda de empleados y vacantes. Hoy en día es muy común utilizar redes sociales como Indeed, LinkedIn y/o Bumeran, algunas de las bolsas de trabajo más comunes, en las que usuarios pueden compartir sus currículos para ser contactados por reclutadores. 
 
Por medio de estas plataformas, los directivos de Recursos Humanos podrán contactar a los "candidatos ideales" y ofrecerles otra alternativa laboral, a través de correos electrónicos o el número del celular. 
 
Suena fácil y atractivo, sin embargo, se tiene que ser muy cuidadosos a la hora de compartir datos personales en el CV, así lo señaló Claudia Ávalos Cedillo, titular de la Asociación Iberoamericana de Protección de Datos y Ciberseguridad (AIPYC).
 
La especialista señaló que en un CV no se tiene que poner el domicilio ni el número del teléfono de casa basta con poner el número del móvil y el correo electrónico, ya que al ser plataformas de búsqueda de empleo, en donde están "volando todos nuestros datos personales", es probable que haya personas que busquen esos datos o reclutar a esas personas con otros fines. 
 
Un ejemplo de cómo pueden operar desde la plataforma, es el caso de Diana, una joven que por seguridad, decidió omitir su apellido.
 
La joven tiene dos años trabajando en una institución bancaria, pero subió su CV con todos sus datos personales para buscar trabajos con mejores alternativas.
 
Una clínica de depilación láser contactó a Diana para que manejara el área de ventas y relaciones públicas en una sucursal de San Luis Potosí. 
 
La reclutadora fue una joven de Monterrey: "Muy guapa, de hecho parecía modelo, me dijo que podía ganar entre 60 y 80 mil pesos y que teníamos que hacer una entrevista por chat".
 
“Accedí un viernes a las 7 de la noche a platicar con ella vía internet, me dijo que renunciara a mi trabajo y que ese mismo lunes me pagaría una capacitación con todos los gastos cubiertos a Monterrey o Ciudad de México, que me quisieran sacar de la ciudad sin conocerme no me gustó, no me dio buena espina y le colgué, relató la joven.
 
Diana ya no quiso seguir con el proceso de supuesto reclutamiento, porque nunca supo si era una oferta real o la buscaban con otros fines. 
 
Ávalos Cedillo señaló que en esos casos no se deben compartir todos los datos personales y siempre verificar que las páginas tengan políticas de privacidad y de uso adecuado de datos personales. 

Te puede interesar

Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP