La noticia antes que nadie

Tener un bebé implica no dormir bien por lo menos 6 años

Agencia | 16/07/2019 | 02:40

Tener un bebé en casa es motivo de gran alegría, pero para las mamás primerizas también es sinónimo de cansancio. Los peques necesitan cuidados las 24 horas del día, por eso es difícil dormir más de un par de horas los primeros meses. Sin embargo, un estudio afirma que las mamás no pueden conciliar bien el sueño hasta por 6 años tras el nacimiento de un hijo.

 

Seguro conoces (o tú eres) una mamá que siempre está cansada y se queja de no dormir bien. Esto pasa porque el sueño de las mamás está regulado por las necesidades del bebé, en especial las primeras semanas o meses de vida.

 

No hay una edad exacta ni técnica infalible para que los peques duerman de corrido toda la noche. Cada bebé se adapta al mundo y regula su sueño a su propio ritmo.

 

Una reciente encuesta de la marca de accesorios para bebé Owlet Baby Care, descubrió que casi la mitad de los padres con hijos de 6 meses o menos solo pueden dormir de 1 a 3 horas de forma ininterrumpida por noche.

 

Además, un estudio de la Sociedad de Investigación del Sueño publicado por Oxford University Press, encontró que la satisfacción y la duración del sueño alcanza el punto más bajo durante los primeros 3 meses después de tener un bebé.

 

Lo más llamativo es que los padres reportaron que aún 6 años después no habían logrado recuperar por completo su ritmo de sueño. Las mamás seguían durmiendo 20 minutos menos y los papás 15 minutos menos que antes de la llegada del bebé, ¡6 años después!

 

Como era de esperarse, tanto la satisfacción como la duración del sueño fueron mucho más bajas para las nuevas mamás que para los papás.

 

De acuerdo con el estudio, las mujeres experimentaron una reducción aproximada de sueño de 62 minutos por noche. En comparación, los hombres solo dormían 13 minutos menos en promedio.

 

Según el estudio, la lactancia materna se asoció con una disminución ligeramente mayor en la satisfacción del sueño de las madres. Además de que, por cuestiones biológicas y de supervivencia, las mamás están ''programadas'' para despertar al menor ruido que haga el bebé.

 

Expertos del sueño del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, afirman que aunque tener hijos es una fuente importante de alegría para la mayoría de los padres, es posible que el aumento de las demandas y las responsabilidades que esto implica, conduzcan a un sueño más corto de menor calidada.

 

Otros factores como la edad, el ingreso familiar y la paternidad compartida de las mamás y papás solteros también influye en el tiempo de sueño y recuperación.

 

Es decir, hay muchas razones por las que convertirte en mamá puede mantenerte despierta por años, así que duerme todo lo que puedas antes de ser mamá.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.