La noticia antes que nadie

¿Agresivo, inestable? Podría ser trastorno límite de la personalidad

Agencia | 14/07/2019 | 23:10

Muchas personas son inestables e impulsivas de un modo acentuado. Se sienten incomprendidas y ansiosas al mismo tiempo. Cuando estos síntomas interfieren en el desempeño laboral, social y familiar, puede tratarse de una condición de salud mental de la que poco se habla: el trastorno límite de la personalidad (TLP). Aprende a reconocer las señales y a saber cuándo es momento de consultar con un profesional.

 

¿Qué es el TLP?

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una enfermedad mental grave. Causa inestabilidad en el humor, las relaciones, la imagen propia y la conducta de las personas de un día para el otro. Esto puede dañar la vida personal, la capacidad de realizar planes a largo plazo y el sentido de identidad propia. Las mujeres son más propensas que los hombres a tener TLP.

 

¿Quién puede tener TLP?

El TLP afecta a 2 de cada 100 adultos, mayormente a mujeres jóvenes. Las personas con TLP suelen tener otros problemas de salud mental, tales como trastornos de ansiedad, trastornos de la conducta alimentaria y abuso de sustancias.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Una persona que padece este trastorno puede experimentar momentos intensos de enojo, depresión y ansiedad que pueden durar solo horas o, como máximo, un día. También puede ser agresiva, lastimarse a sí misma y abusar de las drogas o el alcohol. Daña la identidad, los planes profesionales o los trabajos, las amistades, las relaciones con los seres queridos o los valores; no es estable en el tiempo y suele cambiar.

 

Otros signos frecuentes

Una persona con TLP también puede tener antecedentes de relaciones intensas e inestables. En ocasiones, se consideran a sí mismas o a los demás básicamente malas o indignas. Es posible que se sientan incomprendidas o maltratadas, aburridas o vacías. Además, las personas con TLP generalmente son impulsivas. Es probable que gasten demasiado dinero, se atraquen con comida o tengan sexo de riesgo.

 

Se suma a otras enfermedades

Hasta el 85% de las personas con TLP pueden tener otras enfermedades de salud mental, entre ellas trastorno bipolar, depresión, trastornos de ansiedad, adicciones y otros trastornos de personalidad. También pueden ser más propensas a lastimarse a sí mismas y suicidarse. 

 

¿Cuáles son las causas del TLP?

Los médicos no saben cuáles son las causas del TLP. Sin embargo, ciertos factores pueden ser: los antecedentes familiares o un trauma (en especial abuso sexual infantil). Otras personas han tenido relaciones abusivas o enfermizas. Otra causa son los cambios físicos en el cerebro: algunas personas con TLP tienen cambios físicos en el cerebro, en especial en las áreas que controlan las emociones y conductas impulsivas.

 

¿Cómo se diagnostica el TLP?

Puede ser difícil de diagnosticar. Suele tener síntomas iguales a los de otros problemas de salud mental. El diagnóstico de TLP puede tardar varias consultas con el médico hasta identificarlo. No hay ningún análisis de sangre que pueda detectar este trastorno.

 

Qué complicaciones provoca

Otras enfermedades que ocurren junto con el TLP incluyen: diabetes, presión arterial alta, dolor crónico de la espalda, artritis y fibromialgia. Estas afecciones están asociadas con la obesidad, que es un efecto secundario común de los medicamentos recetados para tratar el trastorno límite de la personalidad así como otros trastornos mentales.

 

¿Cómo se trata el TLP?

La terapia conversacional es el mejor tratamiento. Un tipo de terapia llamada terapia dialéctica conductual (TDC) trata específicamente este trastorno. La TDC consiste en sesiones privadas con un terapeuta. Ésta se centra en ayudar a las personas con TLP a reconocer y controlar sus emociones. El terapeuta ayuda a la persona a aceptar sus sensaciones y le enseña nuevas formas de comportarse

 

¿Cómo ayuda este tratamiento?

Este tipo de terapia puede ayudar a las mujeres con TLP a aprender a expresarse y demostrar sus emociones de una forma saludable y prestar más atención a los cambios de humor. Los familiares de una persona con TLP también pueden beneficiarse de la terapia conversacional. Algunos medicamentos pueden ayudar a alguien con los síntomas de TLP, como los cambios de humor, la ansiedad o la depresión.

 

¿Tiene cura el TLP?

Las personas cuyos síntomas mejoran pueden continuar enfrentándose a trastornos concurrentes, como la depresión o trastorno de estrés postraumático. Sin embargo, si el paciente ha estado bajo el tratamiento indicado, podría evitar la recaída.

 

¿Cómo ayudar a alguien con TLP?

Si conoces a alguien que sufre del trastorno límite de la personalidad, esto te afecta también a ti. Lo primero y más importante que puedes hacer es ayudar a que tu amigo, pareja o familiar reciba el diagnóstico y tratamiento correctos. Puede que necesites hacer una cita y acompañarlo a ver al médico. Aliéntalo a permanecer en tratamiento o a buscar otro tratamiento si los síntomas no mejoran.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.