La noticia antes que nadie

Conoce los efectos secundarios muy extraños de la pérdida de peso

Agencia | 03/07/2019 | 20:54

9 efectos secundarios muy extraños de la pérdida de peso extrema. Perder peso puede llevar a algunas consecuencias extrañas. A continuación te indicamos cómo evitarlos para que puedas disfrutar de tu nuevo físico.

 

Hay un sinnúmero de beneficios de perder peso si tienes sobrepeso o eres obeso, tendrás más energía, te verás y sentirás mejor en la ropa. reducirás el riesgo de desarrollar diabetes, depresión, apnea del sueño, impotencia, dolor de espalda, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, pero con estos beneficios tendrás algunos efectos secundarios muy extraños que te damos a continuación.

 

“Pero de vez en cuando, perder una gran cantidad de peso también conlleva algunos efectos secundarios extraños”, dice Tricia Leahey, profesora de psiquiatría en la Escuela de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown.

 

Si bien las ventajas de adelgazar son mayores que las desventajas, los siguientes efectos secundarios muy extraños a la hora de bajar de peso pueden llevarte a desanimarte para alcanzar tu objetivo final. Sigue leyendo para prepararse para que pueda mantenerse en el camino.

 

1.- TRISTEZA 

Deberías sentirte eufórico con cada kilo perdido, entonces, ¿por qué te sientes tan infeliz? Según un estudio de la University College London, la pérdida de peso puede aumentar tu riesgo de depresión.

 

Los investigadores observaron a casi 2,000 adultos con sobrepeso durante cuatro años. Los sujetos que perdieron al menos el 5 por ciento de su peso corporal tenían un 78 por ciento más de probabilidades de reportar depresión que aquellos que no movieron la aguja en la báscula. “A menudo tenemos grandes esperanzas de perder peso”, dice Alexis Conason, psicólogo clínico con sede en Nueva York. “Cuando perdemos peso pero nos encontramos luchando con los mismos problemas, podemos sentirnos frustrados o desanimados”.

 

LO QUE TIENES QUE HACER

“Duerme lo suficiente y come alimentos saludables cuando tengas hambre para reducir el riesgo de depresión”, dice Conason. Estar bien nutrido y descansado te ayudará a tener la capacidad de recuperación para enfrentar los desafíos.

 

“Si estás totalmente preocupado por la pérdida de peso, a tal grado de abandonar los planes con amigos para ir al gimnasio o contar obsesivamente las calorías en cada comida, consulta a un psicólogo para obtener ayuda. Lo mismo ocurre si experimentas signos de depresión como: ¿te sientes profundamente triste? ¿te aíslas de los demás y pierdes interés en las cosas que normalmente disfrutas?”, dice Conason.

 

2.- FLACIDEZ

Lamentablemente, la pérdida de peso no viene automáticamente con abdominales totalmente marcados y pectorales marcados al instante. Si pierdes mucho peso, puedes terminar con pliegues caídos por el exceso de piel.

 

“La piel se estira con el tiempo para adaptarse a la masa corporal adicional”, dice Adonis Maiquez, director de bienestar y medicina regenerativa en el Instituto de Intervención y Gestión de la Edad. “Cuando la grasa desaparece, es posible que tu piel no tenga la elasticidad suficiente para volver a la forma de tu cuerpo actual”, dice el Dr. Maiquez. También dice que la cantidad de piel suelta con la que terminas depende de la edad que tengas, la rapidez con la que perdiste peso y la frecuencia con la que has perdido y ganado peso.

 

LO QUE TIENES QUE HACER

“En casos de pérdida extrema de peso, la cirugía plástica puede ser la única forma de deshacerse de su piel adicional”, dice Holly Wyatt, maestra de medicina de la Universidad de Colorado. “Pero si tienes un poco de flacidez, desarrolla músculo para hacer que tu piel se vea más tensa”, sugiere el Dr. Wyatt. Sigue estos consejos para que puedas ganar mayor masa muscular.

 

3.- RUPTURA AMOROSA

Hacer equipo con tu pareja para perder peso puede aumentar tus posibilidades de éxito. Pero si no están a bordo, tu relación puede sufrir, según un estudio reciente de North Carolina State University.

 

Los investigadores encuestaron a parejas en las que una de ellas había perdido peso. “El cambio de estilo de vida unilateral a menudo llevó a discusiones y sentimientos difíciles entre la pareja”, dice la autora del estudio Lynsey Kluever Romo, Ten en cuenta que la pérdida de peso puede hacer que tu cónyuge se sienta descuidada, culpable o celosa.

 

LO QUE DEBES HACER

Explica por qué perder peso es importante para ti. Si entiende tus motivos, será más probable que te apoye, dice Conason. Sin embargo, no le pidas que se adhiera a tu plan de gimnasio. Su insistencia puede ser malinterpretada para quejarse.

 

4.- DOLOR ESTOMACAL

“Algunas personas que pierden peso rápidamente desarrollan cálculos biliares: bultos duros que se forman en su vesícula biliar”, dice el Dr. Wyatt. Si reduces la grasa en tu dieta, tu vesícula biliar no se contrae con tanta frecuencia, lo que permite que la bilis se concentre en el órgano, lo que lleva a la formación de cálculos”, explica.

 

LO QUE DEBES HACER

“Incluye grasa en tu dieta diaria para mantener a tu vesícula biliar funcionando correctamente”, explica el Dr. Wyatt. La grasa se ve a menudo como un demonio de la dieta, pero los estudios demuestran que el nutriente no incrementa grasa en tu abdomen, demasiadas calorías lo hacen.

 

La grasa también puede hacer que tus comidas sean más agradables, siempre y cuando mantengas las porciones bajo control. Consulta a tu médico si está experimentando síntomas de cálculos biliares como dolor de estómago intenso, náuseas y fiebre.

 

5.- ANTOJOS FANTASMA

Tal vez sean las ganas de comer helado o tal vez sea una bolsa extra grande de papas de carrito. Cualquiera que sea tu antojo, lo más seguro es que no sea para la col rizada. Está bien ceder a la tentación; de hecho, la mayoría de los dietistas te dirán que es una forma saludable de administrar una buena dieta a largo plazo.

 

Pero la mejor solución para evitar los antojos es concentrarse en los alimentos que te hagan sentir satisfecho por más tiempo. Eso significa “centrarse en el alto contenido de fibra, proteínas moderadas y grasas saludables”, dice Shelby Cox, nutricionista registrada y directora del Centro de Nutrición Kendall Reagan.

 

LO QUE DEBES HACER

Llena tus alimentos con al menos 30 gramos de proteína y 10 gramos de fibra en cada comida. Estas cantidades te ayudarán a aumentar la saciedad, también conocida como tu plenitud entre las comidas.

 

6.- PÉRDIDA MUSCULAR

Cuando pierdes peso al cambiar lo que comes, “dos tercios del peso que pierdes es grasa y alrededor de un tercio es músculo”, dice William Samuel Yancy, director del Duke Diet and Fitness Center. Eso no solo puede dejar tu piel un poco floja, sino que la pérdida de músculo que quema calorías no te ayuda a seguir adelante con tus esfuerzos para perder peso tan rápido.

 

LO QUE DEBES HACER

“Si mantienes una buena ingesta de proteínas y haces ejercicios de fuerza a medida que pierdes peso, puedes cambiar esa proporción un poco para que haya menos pérdida muscular”, dice el Dr. Yancy. Si has estado haciendo cardio exclusivamente, haz un esfuerzo para aumentar la cantidad de entrenamiento de fuerza que haces. Puedes obtener ganancias musculares incluso con ejercicios de peso corporal o comenzar en el gimnasio.

 

¿Qué es “una buena ingesta de proteínas”? No tienes que volverte loco con ellas, solo ve por unos 30 gramos en cada comida. La mayoría de las personas consumen proteínas en la cena y desayunan muy poco. Intenta distribuirlo un poco sirviendo algo así como huevos para el desayuno (21 gramos de proteína para tres), o tal vez incluso las sobras de la cena de la noche anterior. Solo ten en cuenta que el yogur no es una proteína de origen materno: solo tiene alrededor de 9 gramos por taza, pero eso es aún mejor de lo que obtendrías en un pan tostado integral (por lo general, apenas 3 gramos). La proteína también puede ser un arma adicional para ayudarte a seguir perdiendo peso. 

 

7.- HAMBRE SÚPERPODEROSA

Claro, parte de tu feroz apetito puede deberse al hecho de que simplemente estás comiendo menos calorías, pero también puede deberse a que tu metabolismo aún no se ha ajustado a tu nueva dieta. O tal vez tu ingesta de calorías no se haya ajustado a tu nuevo régimen de ejercicios. Cualquiera que sea el caso, debes saber que esto es normal.

 

LO QUE DEBES HACER

Ve al gimnasio (corre, camina o haz HIIT). Seguir una rutina de ejercicios puede ayudar a fortalecer una región de tu cerebro llamada “corteza prefrontal dorsolateral”, que ayuda a considerar las consecuencias a largo plazo de las decisiones a corto plazo. Por lo tanto, cuanto más participes en el ejercicio físico, más podrás reforzar tu fortaleza mental también.

 

8.- ESTANCAMIENTO

Tal vez ya perdiste 10 kilos y fue fácil y luego perdiste otros 5 kilos también fue más fácil de lo que pensabas. Pero luego te atascas y esos últimos 5 kilos son más tercos que el arroz quemado que se queda al fondo de la hoya. 

 

La gente llama a esta línea plana de pérdida de grasa “estancamiento”, pero también es común y no es tan difícil de superar como se podría pensar. Y, en realidad, puede ser la forma en que tu cuerpo te indique que es hora de mezclar las cosas.

 

LO QUE DEBES HACER

Cambia tu rutina de gimnasio. Puede ser fácil caer en un régimen de “Ejercicio A, Ejercicio B, Ejercicio C”, especialmente si te ha funcionado en las primeras etapas de tu pérdida de peso. No abandones esos ejercicios por completo. En su lugar, agrega algunos movimientos nuevos durante el final de tu entrenamiento habitual para lanzar un cambio a tu cuerpo.

 

9.- MAL HUMOR

Está bien, has bajado algunas tallas de pantalones, pero ¿vale la pena si estás tirando tus relaciones personales a la basura? No, tu alma no se está volviendo más cruel a medida que tú te haces más cruel. La culpa es la falta de hidratos de carbono. La mayoría de las dietas le hacen eliminar los carbohidratos simples (o procesados) para ayudarte a reducir las calorías. Pero cortar demasiados carbohidratos puede agotar a tu cerebro de las reservas de energía vital que necesita para funcionar y, en general, ser un buen ser humano.

 

LO QUE DEBES HACER

Ingiere carbohidratos gradualmente en tu dieta. Y céntrate en los carbohidratos más “complejos” (o sin procesar), como las frutas y verduras. Estos alimentos contienen fibra, que te ayudará a sentirte más lleno, junto con antioxidantes y muchos otros nutrientes beneficiosos.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.