La noticia antes que nadie

Ginebra vota por escaso margen a favor de que comercios abran los domingos

Las autoridades ginebrinas propusieron la flexibilización de horarios ante las dificultades que está afrontando el comercio tradicional debido a la creciente popularidad de las compras por internet

EFE | 19/05/2019 | 12:34
Los ciudadanos de Ginebra aprobaron hoy en referéndum, aunque por un escaso margen (un 52,53 a favor y un 47,47 en contra) permitir que los comercios de la ciudad puedan abrir los domingos, algo con lo que las autoridades quieren combatir la crisis que vive el comercio local.
 
Más de 61.000 ginebrinos votaron a favor y 55.000 en contra, en una consulta popular que tuvo una participación del 45,28 por ciento y en la que, de manera notable, los distritos más céntricos mostraron su oposición a la apertura dominical, frente al predominio del sí en áreas suburbanas.
 
La apertura de comercios los domingos, en todo caso, será muy reducida, ya que sólo se permitirá a cada establecimiento hacerlo tres veces por año, aunque ahora podrá decidirlo el propietario, cuando antes sólo podía aceptarse tras una complicada negociación colectiva.
 
Las autoridades ginebrinas propusieron la flexibilización de horarios ante las dificultades que está afrontando el comercio tradicional debido a la creciente popularidad de las compras por internet pero también a la competencia que al otro lado de la cercana frontera crean los establecimientos de Francia, por lo general más baratos que los suizos.
 
Tras el resultado de esta votación -una de las once a las que estaban llamados hoy los ginebrinos- podría haber cambios en la tradicional imagen de "ciudad desierta" que Ginebra suele presentar los domingos en muchos barrios, por la dificultad para encontrar incluso bares o restaurantes abiertos en esas jornadas.
 
Los suizos, que votan una vez cada tres meses, estaban llamados hoy además a dos referendos nacionales -uno sobre la reforma del sistema de pensiones y otro para la limitación de la tenencia de armas, iniciativas que en ambos casos seguirán adelante- y a múltiples consultas locales.
 
En una de éstas últimas, los vecinos de Basilea votaron en contra de la construcción de un gran acuario en su ciudad, y los de Vevey, la localidad donde tiene su sede Nestlé, se opusieron a un gran aparcamiento subterráneo bajo una de sus principales plazas. 
 
CUAHTEMOC - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.