La noticia antes que nadie

Descubre los países con la mejor calidad de vida

Agencia | 14/04/2019 | 00:02

Canadá

Sus altas calificaciones en aspectos tan importantes como la vivienda, la seguridad personal, la salud, los ingresos, la calidad mediambiental, el empleo y remuneración, la educación y competencias, la satisfacción, el compromiso cívico o el balance vida-trabajo, son los que han catapultado a Canadá como el país con mejor calidad de vida en 2019. Destaca este dato además, porque es el único país americano presente en el top ten, ya que ni siquiera los Estados Unidos han conseguido colarse. Dicen que el dinero no da la felicidad, y no lo dudamos, así como también reconocemos que ayuda (y mucho). No es casualidad que el primer puesto se lo lleve un país con un promedio de ingresos familiares disponibles netos per cápita de 30.474 dólares al año, una cifra mayor que la media de los 29 países de la OCDE, con 29.016 dólares al año. Y esa tranquilidad en el bolsillo, también se refleja en la esperanza de vida, estimada en 82 años, dos más que el promedio de la OCDE.

 

Suecia

El way of life o filosofía de vida sueca se puede definir en una sola palabra: Lagom. Es una expresión que no tiene traducción en castellano, pero que viene a decir que las cosas simples son las más importantes en la vida. Mantener un contacto cercano con la familia y los amigos, no tener muchas posesiones ni por ende preocupaciones, conciliar el trabajo con la vida personal, respetar el medio ambiente… Muchos detalles que son sólo la punta del iceberg de lo que verdaderamente es el consolidado estilo de vida sueco, que se cimienta en una tasa muy baja de desempleo, ya que en torno al 76% de los habitantes entre 15 y 64 años de edad tienen un empleo remunerado, y entre ellos, sólo el 1% de los trabajadores cuenta con un horario de trabajo muy largo, por lo que el ideal de conciliación familiar en el país es una realidad y no una mera utopía. Quizá habría que tomar alguna nota…

 

Dinamarca

Parece estar domiciliado en este ránking, porque son uno de esos países fijos en esta lista. Sus bajas tasas de criminalidad y por ende la seguridad en sus calles, su fácil acceso tanto a la sanidad como a la educación, sus altas tasas de empleo lo convierten en un país muy rico, en diversos sentidos. Una riqueza que impone unos altos niveles de impuestos, pero que finalmente van redirigidos a impulsar ese bienestar y garantizar esa calidad de vida que les ha llevado obtener el bronce en este podio. También se dice también que una de las claves de la felicidad danesa reside en el hygge, que significa literalmente `comodidad´. Viene a referirse a la buena costumbre de tumbarse en el sofá, que en Dinamarca suele estar dispuesto enfrente de una chimenea -y no a una televisión- para disfrutar de una copa de vino o una bebida caliente para evadirte de las presiones del día y ponerte al día con tus coinquilinos. Sin duda una práctica mucho más sana que ver el programa basura de turno que emitan en la caja tonta, a veces mal denominada televisión.

 

Noruega

Los países escandinavos siempre a la cabeza en cuanto a calidad de vida se refiere, y entre ellos, Noruega no iba a ser menos. Son líderes en cuanto a conciliación familiar y protección del bienestar de las familias, y también en igualdad laboral entre hombres y mujeres. Además, su sistema educativo está considerado entre los mejores del mundo y su esperanza de vida está situada en los 82 años. Los bellos paisajes naturales de Noruega son también otro de los alicientes del país, que invitan a salir fuera de casa, explorar el entorno y disfrutar de su belleza, lo cual es todo un estímulo para la mente y para los sentidos que sin duda previene de síntomas depresivos. Sus espectaculares fiordos, sus exuberantes y densos bosques y sus montañas nevadas convierten a Noruega en un país hecho un mantra de paz. Eso sí, si te decides a ir, más te vale que vayas bien abrigado, ¡porque hace mucho frío!

 

Suiza

La imparcialidad hecha estado. Quizá ese sea el secreto de Suiza, no meterse en todos los `fregados´, o adoptar una postura neutral si lo hace. Eso sin duda que ayuda a la convivencia con el entorno y te evita muchos quebraderos de cabeza. Pero el secreto de la buena vida de los suizos no termina ahí, va más allá. Como siempre de por medio está el poderoso caballero Don Dinero, y es que Suiza cuenta con una de las rentas per cápita más altas del mundo, cifrada en 58.647 dólares. Además, este país ofrece una buena sanidad y educación a sus habitantes, que pueden elegir entre algunos de los mejores centros educativos y universidades de Europa para formarse académicamente. Quizás el chocolate, gran especialidad del país, también tenga algo que ver... Por si acaso te recomendamos degustarlo de vez en cuando, se dispararán tus endorfinas, está científicamente comprobado, y nosotros estamos decididos a ponerlo en práctica.

 

Finlandia

Destaca por su baja tasa de desempleo, y especialmente por su alto nivel de educación, que asegura a todos los niños estudiar sin ningún problema. Sus estudiantes son los mejores de Europa y resaltan también por su ética, lo cual a la larga convierte al país en un lugar seguro y con una bajísima tasa de criminalidad que se perpetúa generación tras generación. Y no es porque lo digamos nosotros, el 90% de los habitantes de Finlandia aseguran que pueden caminar perfectamente seguros por la calle, sin correr ningún riesgo. La esperanza de vida es otro aliciente de este país, ya que de media la población llega a los 81 años. La belleza de sus vastas zonas naturales, la calidad del aire que se respira, prácticamente puro y exento de humo contaminado, sus más de cien mil islas a visitar y su fauna cuajada de renos, son sin duda otros incentivos para mudarte a este país, o como mínimo visitarlo, pero eso sí, de nuevo ¡no te olvides de llevar ropa térmica!

 

Australia

Los muchos los aspectos que han llevado a la isla más grande del planeta a formar parte de este ranking. Para empezar, su sanidad es gratuita y universal, la criminalidad es un anuncio y sus estudiantes son los mejor formados en tecnología e innovación del mundo. Además, en Australia se promueve mucho el healthy lifestyle, lo que viene a ser la vida saludable, que está perfectamente conciliado con la vida laboral y personal. Practicar ejercicio y comer saludable, son dos hábitos rutinarios en la vida de la mayoría de aussies, que podrás ver constantemente practicando jogging por las calles, y especialmente por las playas, lo cual queda también reflejado en su esperanza de vida, establecida en 82,5 años. Precisamente son sus infinitas playas e innumerables y vastos parajes naturales, la puntilla de este país. Y esto cada vez lo sabe más gente, especialmente jóvenes que emigran a esta nueva meca de las oportunidades con una visa Working holiday, que te permite trabajar para costear tus propios viajes.

 

Países Bajos

La principal clave de la calidad de vida de los Países Bajos reside en el funcionamiento de su sistema laboral, bastante particular y sobre todo privilegiado, ya que se pueden permitir que un 76,6% de las mujeres y un 26,8% de los hombres trabaje exclusivamente a jornada parcial, según afirma el diario The Economist. Este diario también aporta la explicación a este fenómeno, que por cierto es bastante machista, y que no es otra que el arraigado pensamiento de que la mujer debe de ser ante todo ama de casa. Para casar esta convención con la productividad global, y potenciarla, el gobierno holandés pactó una serie de condiciones que incentivaran a las mujeres a participar también en la economía. Además, estos puestos de trabajo que empezaron a proliferar en la década de los ochenta no son precisamente de baja cualificación y están remunerados dignamente. El extendido uso de las bicicletas, que llegan a tener prioridad frente a los coches, es un signo también de sus hábitos de vida saludable, que finalmente influyen en la salud física y mental.

 

Nueva Zelanda

Los vecinos de Australia también están en esta lista, y al igual que ofrecen ellos, son sus múltiples oportunidades para trabajar y estudiar su principal aliciente y reclamo de jóvenes de todo el mundo que llegan a Nueva Zelanda con esperanza de encontrar un futuro y la ilusión por visitar el país de El Señor de los Anillos. No está demás apuntar que su seguridad social destaca como una de las más eficientes del mundo, y su sociedad es una de las más igualitarias, ofreciendo las mismas oportunidades con independencia de tu sexo, raza, religión, condición sexual o política. Su economía es una de las que mejor ha resistido la última crisis económica mundial, no obstante, se dice que es el segundo mejor país del mundo para hacer negocios, por lo que si te quieres embarcar en la aventura de ser empresario, quizá esta isla sea un buen punto de partida para empezar una nueva vida. Destacar además que la baja criminalidad y ausencia de corrupción es absoluta, así como el cumplimiento de los derechos humanos y civiles, ¡así da gusto!

 

Alemania

Su elevado desarrollo científico y sus avances tecnológicos punteros son el secreto de la sólida economía de Alemania, aspecto que ha conseguido introducirla -aunque por los pelos- en este top ten. Son principalmente estos aspectos del campo de la innovación los que han llevado a Alemania a consolidarse como uno de los estados con mejor renta per cápita (por encima de los 42.000 dólares de media), una esperanza de vida bastante elevada (81 años) y la mejor política de seguridad social de la Unión Europea. Todo ello deriva, como no podría ser de otro modo, en una situación económica privilegiada y en una gran estabilidad, que tienta cada vez a más jóvenes españoles a emigrar a este país con la esperanza de encontrar mejores oportunidades laborales. Tal es la necesidad, que ni siquiera la dificultad del lenguaje –que apenas se imparte en las escuelas de España- frena este flujo migratorio continuo.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.