La noticia antes que nadie

El incrementar las penas en contra del feminicidio, no resuelve de fondo el problema.

Detrás del Telón

Armando Limón Hernández | 14/04/2019 | 02:33

NO ES ECHANDO CULPAS COMO se puede alcanzar una solución integral al problema y presencia de los feminicidios en San Luis Potosí, que de por sí ya es un tema muy preocupante para nuestra sociedad. Además es entendible la desesperación que han causado las muertes violentas en contra de mujeres que sin duda, debe obligar a las autoridades de los tres niveles de gobierno a tomar cartas en el asunto de una manera responsable.

SI BIEN ES CIERTO QUE EL número de feminicidios registrados en San Luis Potosí (11 feminicidios) ha presentado un incremento en relación al año anterior, también es cierto que las autoridades involucradas han hecho poco o nada para prevenir esta situación que, desgraciadamente, lacera la integridad de las mujeres que por alguna circunstancia violenta pierden la vida a manos de personas enfermas.

LO MÁS LAMENTABLE ES QUE EN la mayoría de los casos se ven involucrados seres queridos o personas cercanas a las víctimas que por alguna circunstancia privan de la vida a las mujeres. De ninguna manera se justifica la muerte de ninguna mujer, pues ello habla de la falta de conciencia y la pérdida de valores que hemos tenido en nuestra sociedad para respetar a las personas.

NO PRETENDEMOS ESTABLECER SI en un año o en otro se han tenido resultados favorables, luego de haber contado con una declaratoria de la Alerta de Violencia de Género que se implementó en seis municipios de San Luis Potosí. Aunque sí resulta importante el buscar hacer conciencia sobre la forma de contribuir desde nuestra propia trinchera, privilegiando en todo momento el derecho de las mujeres a tener una vida sin violencia.

TAMBIÉN ES CIERTO QUE LA declaratoria de la Alerta de Violencia de Género no será la panacea que venga a solucionar o evitar que se presenten más muertes de mujeres, pero sí es una herramienta para que nuestras autoridades hagan lo propio y tomen las medidas necesarias que aminoren cualquier riesgo de que se presenten estos hechos violentos en contra de las féminas.

EXISTEN ESPECIALISTAS EN LA materia que han advertido que la solución para abatir feminicidios no es incrementar las penas, pues esto es solo populismo penal. Sin embargo, todo aquello que permita contribuir a prevenir este tipo de delitos, seguramente será bienvenido siempre y cuando las autoridades competentes hagan su papel y verdaderamente se castigue a los responsables.

TAMPOCO PODEMOS PERDER DE vista que existen organizaciones civiles y grupos de feministas que han manifestado en diversas ocasiones que el número de feminicidios registrados por las autoridades, no corresponde a los que se presentan en la realidad, sin embargo es necesario que exista una verdadera coordinación, y sobre todo el compromiso de no esconder o calificar como hechos aislados, estos casos de violencia en contra de las mujeres, pues lo más importante es sumar esfuerzos para establecer los mecanismos que permitan evitar que se sigan presentando más muertes, pues no es una cuestión de partidos o de caprichos, sino de voluntad y convicción por frenar cualquier tipo de violencia que ponga en riesgo la integridad de las mujeres.

POR AHÍ NOS ENCONTRAMOS QUE la mayoría de las denuncias sobre violencia en contra de las mujeres se presentan en municipios como Soledad de Graciano Sánchez, Mexquitic, Villa de Reyes, Ahualulco, San Luis Potosí, Villa de Zaragoza, Valles y Matehuala, entre otras.

POR LO PRONTO ES NECESARIO que las autoridades involucradas con la implementación de la alerta de violencia de género que se instauró en el 2017 en San Luis Potosí, verdaderamente se pongan las pilas, pues de inicio poco o nada ha contribuido a disminuir los casos de feminicidio y por el contrario, las cifras son muy desgarradoras y podrían alcanzar niveles de terror para las mujeres potosinas.

ES CLARO QUE EL ELEVAR LAS penas en contra del feminicidio podría contribuir a inhibir la comisión de este delito, pero no resuelve de fondo el problema, de ahí la importancia de que el nuevo Sistema de Justicia Penal no sea un obstáculo para castigar y sancionar a quienes cometan actos de violencia y priven de la vida a una mujer. Es tiempo de que nuestras autoridades establezcan las medidas que sean necesarias para frenar y erradicar este problema.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.