La noticia antes que nadie

La extraña razón de por qué tener pesadillas es bueno para ti

Agencia | 09/04/2019 | 00:28

Si eres de las personas que días antes de un evento importante tiene pesadillas prediciendo lo peor que podría pasar en ese día tan esperado, tranquila, no es tan malo. La ciencia te revela la extraña razón de por qué tener pesadillas es bueno para ti.

 

Las pesadillas no son nada agradables, sin embargo, en la mayoría de los casos son perfectamente normales y no representan motivo de preocupación. Según especialistas de Mayo Clinic, se trata simplemente de sueños que se relacionan con sentimientos negativos como ansiedad o miedo, y pueden presentarse a cualquier edad, aunque son muy comunes entre los niños.  

 

Únicamente cuando éstas ocurren con mucha frecuencia y provocan una gran angustia que altera el sueño, interfieren en tu funcionamiento durante el día e incluso generan temor o resistencia para ir a dormir, es importante atenderlas, pues puede tratarse del Trastorno de Pesadillas.

 

Sin embargo, en un contexto cotidiano, estos sueños tienden a ser una forma como nuestro cerebro maneja las tensiones y temores de la vida cotidiana, de ahí que se presenten cuando estás muy estresada o se avecina un evento importante, como una boda, examen profesional o presentación ante un directivo.

 

¿Por qué las pesadillas son buenas para ti?

Contrario a lo que pudieras pensar, las pesadillas son tus aliadas. Según la teoría que manejan algunos científicos, ellas te hacen más fuerte y te preparan ante los acontecimientos que se presentan en la vida, algo así como un ensayo previo a presentar la obra ante el público.

 

Entre quienes se apegan a esta teoría está la académica de la Universidad de la Sorbona, en Francia, Isabelle Arnulf, quien para confirmarlo decidió reclutar evidencia entre estudiantes que iban a realizar su examen de admisión a la facultad de Medicina.

 

De los 719 encuestados, el 60% confesó haber soñado con el examen una noche antes a presentarlo, la mayoría en forma de pesadillas, desde el típico no llegar por perderse o quedarse dormido, hasta no conocer ninguna de las respuestas.

 

Si crees que eso no tiene nada de sorprendente, pues a cualquiera le pasa, te equivocas, la clave está en los resultados.  Justo quienes la noche previa al examen experimentaron una pesadilla, tuvieron un mejor rendimiento, mientras que la frecuencia de estas (días o meses antes), predijo todavía un mayor rendimiento.

 

Esto podría confirmar que las pesadillas te sirven como ensayo, una forma de prepararte al trauma que vivirás estando despierta, pues al final de cuentas mientras duermes estás en un sitio seguro para poder experimentar todas esas emociones negativas, porque al final despertarás y eso no habrá pasado, lo cual también puede ayudarte a prevenir que ocurra cuando despiertes.

 

Ahora ya lo sabes, si antes de ese gran evento tienes pesadillas, éstas podrían ayudarte a reaccionar mejor ante lo que pasará en la realidad. Eso sí, cuando estas ya no te dejen dormir ni vivir y continúen aún si nada te tiene aparentemente nerviosa, consulta a tu médico o un terapeuta, pues en un nivel elevado las pesadillas no sólo afectan tu calidad de sueño, sino de vida.  

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.