La noticia antes que nadie

Ladrilleras, la crisis de la contaminación

Enfermedades de la piel, los ojos, erosión en los dientes y un número aún no identificado de alergias, consecuencias de la contaminación generada por esta actividad artesanal

María González | 02/03/2019 | 01:22

San Luis Potosí, SLP.- Es un hecho que los hornos en los que se cosen los ladrillos artesanales están considerados como uno de los métodos más contaminantes debido al tipo de combustibles que utilizan, compuesto entre otras cosas por leña, llantas, madera, aceites, residuos industriales, plásticos y textiles, de acuerdo a su disponibilidad, y que al ser quemados emiten una gran cantidad de gases de efecto invernadero.

 

De poco han servido las quejas de los vecinos de la zona ladrillera de Las Terceras, en el norte de la capital potosina, ni la evidencia de problemas de salud como irritación de los ojos, la nariz o la garganta por el contacto directo con estas emanaciones, además de dificultades respiratorias cada vez más frecuentes.

 

Enfermedades por contaminación

Las afectaciones mostradas por los habitantes de las colonias aledañas se dan principalmente en el área de la piel, los ojos, erosión en los dientes y un número aún no identificado de alergias.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que los principales problemas para la salud, generados por el cambio climático en las últimas décadas, son las que afectan directamente el corazón de personas de la tercera edad, las diarréicas y aquellas transmitidas por insectos.

 

En la capital potosina se puede apreciar un incremento de enfermedades señaladas por la OMS, en colonias y fraccionamientos ubicados en el norte de la ciudad, sin embargo no es la única afectada, ya que debido al efecto invernadero, toda la mancha urbana se ve perjudicada por esta contaminación, que no es menor.

 

¿Qué es el efecto invernadero?

La atmósfera, por ser muy transparente para la luz visible pero no para la radiación infrarroja, produce para la superficie terrestre el mismo efecto que el techo de cristal produce en un invernadero.

 

La luz solar que llega sin grandes obstáculos hasta el suelo, lo calienta, dando lugar a que emita rayos infrarrojos (ondas caloríficas), que a diferencia de los de luz, son absorbidos en gran parte por el vidrio o la atmósfera. Al final la cantidad de energía emitida al espacio tiene que ser la misma que la absorbida, pero la superficie terrestre tiene que alcanzar la temperatura en que ambos flujos se equilibran.

 

Pobres, los más perjudicados

Está comprobado por todas las agencias internacionales que la contaminación ambiental afecta en mayor medida a las poblaciones más vulnerables.

 

Los sectores consideradas en pobreza y pobreza extrema, que carecen de recursos e información para protegerse de la polución, son los primeros en verse expuestos a los gases de efecto invernadero, confirmando así que el principal obstáculo para el control de la contaminación es la desigualdad económica.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP