La noticia antes que nadie

Anorexia y Bulimia trastornos juveniles

Cuanto más grave sea o más dure el trastorno de la alimentación, más probables son las complicaciones graves de salud

Plano Informativo | 16/02/2019 | 01:02

San Luis Potosí, SLP.- Los trastornos de la alimentación son afecciones graves que se relacionan con las conductas alimentarias que afectan negativamente la salud, las emociones y la capacidad de desempeñarte en el ámbito laboral y social. Los más frecuentes en los jóvenes potosinos son la anorexia, la bulimia, y el trastorno alimentario compulsivo, explicó José Fernando García Mijares, subdirector Médico de la Clínica Psiquiátrica Dr. Everardo Neumann Peña.

 

Según información del Sector Salud de la entidad, el 2.8 por ciento de la población femenina presenta problemas por trastornos de la alimentación, mientras en los varones la incidencia es de apenas 0.9 por ciento, aunque son trastornos que van en aumento como consecuencia de la presión de su entorno, principalmente de las redes sociales.

 

Adolescencia, etapa en que se presentan más

Por lo general los trastornos de la alimentación se fijan excesivamente en el peso, la figura corporal o la comida, lo que causa conductas alimentarias de riesgo. Estas conductas pueden tener una repercusión considerable en la capacidad del cuerpo para obtener la nutrición adecuada. Los trastornos de la alimentación pueden causar daños en el corazón, el aparato digestivo, los huesos, los dientes, la boca y derivar en otras enfermedades.

 

El médico psiquiatra precisó que estos trastornos suelen manifestarse en la adolescencia y los primeros años de la adultez, los síntomas varían en función del tipo de trastorno de la alimentación, la anorexia, la bulimia y el trastorno alimentario compulsivo.

 

García Mijares señaló que lamentablemente, muchas personas que sufren este tipo de trastornos pueden creer que no necesitan tratamiento o bien no reconocen que sufren un trastorno de la alimentación.

 

Alerta, estos son los síntomas

Las señales más frecuentes que permiten indicar la presencia de un trastorno de la alimentación pueden ser: Cambios radicales en la conducta alimentaria, tristeza, ansiedad acompañados de preocupación excesiva por el contenido calórico de los alimentos, dejar de comer, aislamiento, no comer en público, autoestima baja, preocupación excesiva sobre el peso, verse gordo y hablar sobre cómo bajar de peso, mirarse con frecuencia al espejo para ver defectos, atracones de comida o comer grandes cantidades de dulces o alimentos grasosos, tomar laxantes o productos herbolarios para bajar de peso, bajar o aumentar de peso en exceso, ejercitarse en exceso y vomitar frecuentemente, detalló.

 

Las consecuencias pueden ser mortales

Los trastornos de la alimentación pueden causar diversas complicaciones, algunas de las cuales son potencialmente mortales. Cuanto más grave sea o más dure el trastorno de la alimentación, más probable es que presenten complicaciones graves de salud, pensamientos o conductas suicidas, problemas con el crecimiento y el desarrollo, consumo de sustancias y problemas laborales, entre otros.

 

El tratamiento de un trastorno de la alimentación generalmente incluye un enfoque de equipo multidisciplinario donde participan médicos generales, endocrinólogos, ginecólogos (en su caso), psicólogos, psiquiatras y nutriólogos.

Te puede interesar

Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP