La noticia antes que nadie

“Aquí me quedo”, el nuevo oasis sólo para adultos del Caribe

Alojado en el hotel Rosewood Mayakoba, este espacio se especializa en satisfacer los caprichos gourmet de sus visitantes.

Agencia | 11/02/2019 | 01:32

La imagen de una food truck vintage estacionada en la arena blanquísima del Caribe dibuja una postal imborrable. Convertido en epicentro de la acción, del vehículo descienden platillos que aterrizan con prontitud en una selecta concurrencia. Tal es la primera impresión que entrega ‘Aquí me quedo’, el nuevo espacio sólo para adultos del hotel Rosewood Mayakoba.

 

De frente al telón turquesa que construye el mar de la Riviera Maya el entorno se antoja paradisíaco. Y tras su remodelación, el lugar mantiene la esencia que entregara desde su apertura, con la misma food truck satisfaciendo los caprichos de los huéspedes.

 

El despacho Zurcher Architects fue el responsable de renovar el espacio. El resultado integra las atmósferas internas y externas de una locación privilegiada. Además, mezcla elementos de diseño mexicano con piezas artesanales.

 

Queda claro que la búsqueda de confort es la que guía sus esfuerzos. En tanto, la invitación a sumergir los pies en la arena es una constante.

 

Paraíso gourmet

La oferta gastronómica, a cargo del chef Juan Pablo Loza, permite elegir entre un menú ligero y una mixología que expresa los sabores nacionales. De la pesca del día a una vasta selección de ceviches, los alimentos maridan con un entorno tranquilo donde el tiempo parece transcurrir despacio.

 

Algunas de las recomendaciones del chef incluyen al pescado Tikin Xic, cocinado al axiote y envuelto en hoja de plátano. También se sirven tacos al gusto, tortas, memelas y cortes de carne al carbón.

 

Los amantes de la cerveza artesanal podrán disfrutar de una creación exclusiva para el hotel Rosewood Mayakoba a cargo de la casa cervecera Akumal. El resultado, una cerveza clara con toques cítricos locales que sólo podrás probar en ‘Aquí Me Quedo’.

 

Por las mañanas, el área cubierta por una palapa gigante se convierte en un pabellón de acondicionamiento físico y es posible tomar clases de spinning y yoga. Después, con el ánimo renovado, podrás volver a buscar un lugar cercano al mar para disfrutar de este retiro diseñado para sibaritas.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.