La noticia antes que nadie

¿Es tan difícil honrar a los policías?

Espacio de Reflexión

Dr. Jaime Chalita | 24/12/2018 | 01:37
CUANDO LAS PERSONAS VAN A SU trabajo, en la era de la competitividad, lo hacen con la mejor preparación intelectual y práctica, pero además con el equipo adecuado para enfrentar la jornada laboral.
 
LA VERDAD NO ME IMAGINO enfrentar a un delincuente cuerpo a cuerpo, disputando, ni siguiera cualquier pertenencia material o cantidad de dinero, igualmente, el decomiso de enervantes, pero tampoco, no me imagino, menos confrontarlo poniendo en riesgo la vida misma.
 
NO ME ATREVERÍA A ACUSAR A cualquiera de las corporaciones policiacas que están, por vocación propia, al cuidado de los mexicanos en su integridad física y su patrimonio, como responsables de las malas prácticas de corrupción, la misma que se da entre dos o más partes y que, muy a menudo involucra a los particulares. Las dudas quedan ahí pero existe una mayoría que son personas, como usted y un servidor, gente que al necesitar su empleo lo hacen lo mejor que pueden en sus capacidades.
 
ORGULLO, PREPOTENCIA, indolencia, oportunismo, confrontación, desarraigo, son algunas de las actitudes que se han dado entre ellos y nosotros, pero somos iguales y los mismos potosinos, enfrentados por lo que en conjunto, no hemos encontrado la solución. Y es que lo deseado para nosotros, debería ser también para ellos.
 
¿YA ESTAREMOS TAN MAL, QUE no se comprende que las y los policías son los representantes del orden público? ¿Será posible que hayamos caído tan bajo que prefiramos verlos sufrir y faltarles al respeto? Todo antes que cumplir con lo que la ley señala y evitar cumplir nuestras obligaciones, para que ellos cumplan las suyas.
 
NUESTRO MÉXICO, QUE EN seguridad parece que ha perdido la orientación, en el qué hacer para revertir la brutalidad que vivimos, la misma que nunca mejorará si no actuamos en conjunto. Ni el gobierno puede resolverlo en la soledad, tampoco la sociedad en forma aislada o anárquica; así fracasaremos, como ha sucedido.
 
¿QUIÉN, EN LA ACTUALIDAD, SE preocupa por un hombre o mujer policías? ¿Quién sabe si tendrán para comer o para la escuela de los hijos, útiles y diversión? Parecería trivial, pero la verdad creo que lo harían muy pocos. Las personas, al no tener lo suficiente y viendo la indiferencia social, van pagando con la misma forma de conducta.
 
MUCHO HAY QUE ABONAR AL respecto y no estoy diciendo la verdad absoluta, pero sí mi punto de vista humano que quisiera trasmitir.
 
UN MÉXICO EN DONDE PARECE que nos hemos vuelto unos contra otros, y entre ellos están los policías, los mismos que son parte de nosotros los mexicanos, pero igualmente la polarización ha llegado a ellos, entre las diferentes corporaciones.
 
¿QUÉ HACER?
 
SEGUIR POR EL CAMINO, desprestigiando a las corporaciones policiacas, me parece el rumbo equivocado. Habrá algunos que merezcan el desprecio de la sociedad, pero igualmente habrá muchos más que merecen nuestro reconocimiento y respeto en el desempeño de su trabajo.
 
LOS MEXICANOS, EN SU MAYORÍA, estamos acostumbrados a exigir el cumplimiento de la ley para los demás, y no cumplir desde la individualidad. ¿Quién quisiera ser policía ahora, como lo fue en nuestra niñez? creo yo, muy pocas personas.
 
UN PAÍS DONDE LA GENTE NO confía en sus corporaciones policiacas, y con razón o no, son desprestigiadas, dejando un hondo sentimiento de rechazo y confrontación en ellos y la sociedad, pero además favorece avenidas anchas para la delincuencia. Un ejemplo suficiente es, cuando la policía atrapa a quienes nos lastiman y aún así tienen que preocuparse porque no los despidan por una serie de normas que quienes delinquen ni siquiera las toman en cuanta.
 
NO EJEMPLIFICAR A LOS POLICÍAS Y admirar a los delincuentes, desde luego inundados de series televisivas exaltando la delincuencia, no nos puede hacer un buen país. México, así, no es un buen país, en este sentido, aunque tengamos el ego desbordado como mexicanos, aunque nos sintamos fuertes e invencibles en el futbol nacional, pues en el internacional poco podemos hacer, o en box, con excepciones individuales en extremo escasas, no nos hace lo que quisiéramos ser: un gran país.
 
QUÉ PASARÍA SI FUÉSEMOS LOS primeros lugares en patriotismo, en civismo, en limpieza, en respetos la ley, en respetar los espacios públicos, de ahí, la ciencia y tecnología. Las oportunidades se darían pero México jamás podría ser un país de una sola visión.
 
22 de diciembre, día de las y los policías. ¿Ya pensó usted cómo honrarlos a ellas y ellos? Creo que las cosas cambiarían en seguridad mucho. Una simple sonrisa podría ser el inicio.
 
Felices Fiestas de Invierno, también para ellas y ellos en las corporaciones policiacas. Dios bendiga nuestros caminos que a Él le pertenecen.
 
@jaimechalita 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.