La noticia antes que nadie

Aumento a minisalarios, arma de dos filos

Se tiene que aumentar la productividad para compensar el alza salarial: Gustavo Puente Estrada, economista

Emilia Monreal/Plano Informativo | 19/12/2018 | 01:30

El aumento de 16 por ciento, es decir 14 pesos, al salario mínimo es una arma de "doble filo", porque es un hecho que se van a encarecer los productos de la canasta básica y a su vez, afectará a las micro, pequeñas y medianas empresas, porque sus insumos estarán más caros y tendrán que vender más cara su producción, advirtió el analista económico Gustavo Puente Estrada, al señalar que la única alternativa para compensar este incremento salarial es que haya la productividad y también, mayores incentivos y estímulos económicos para las Mipymes.

 

"El índice inflacionario se estima que sea de 4.7 por ciento, y el aumento al salario mínimo fue de 16 por ciento, por lo que la forma de compensarlo es con una mayor productividad para que no se dispare la inflación, porque los más afectados son las micro, pequeñas y medianas empresas que son las generadoras del 70 por ciento de los empleos en México, y les repercute porque todos sus insumos les costarán más caro, entonces se les hará muy difícil, por el número de empleados que tienen, así es que tenemos que producir más en el menor tiempo, a fin de que se compense".

 

Puente Estrada dijo que la canasta alimentaria aumentará de precio y tiene un cierto sentido de una necesidad, por el riesgo que se tiene para el próximo año.

 

Consideró positivo en que se piense en beneficiar económicamente a los trabajadores que perciben el salario mínimo, "pero si al país no se le da la apertura por parte de los tres niveles de gobierno, a que se tengan facilidades para trabajar, no va a servir de mucho el aumento salarial a 102.68 pesos".

 

El analista económico insistió en que el riesgo es que la canasta alimentaria pueda aumentar en una gran proporción y no les afecta a las grandes empresas, sino a las Mipymes, que son las grandes generadoras de empleos.

 

"Tiene uno que cuidar que haya estímulos fiscales y promoción para que la gente trabaje y no ahorcarla con tanta tramitología e impuestos, porque de lo contrario, los productos de la canasta básica aumentarán sus precios y de poco serviría este esfuerzo, pero lamentablemente el mercado es el que manda, por lo que quien fabrique, por ejemplo, llantas para bicicletas, pues va a tener que aumentar su precio, es decir, es una arma de doble filo, una moneda de dos caras: si funciona sí hay productividad y estímulos, si no pasará todo lo contrario", apuntó.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP