La noticia antes que nadie

¿San Luis es un estado sísmico?

Los movimientos que se han registrado son producto del colapso del esqueleto acuífero: Ramón Ortíz Aguirre, geólogo de la UASLP

Lilia Quevedo | Plano Informativo | 08/11/2018 | 01:13

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reportó que durante este año se registraron 13 sismos en los municipios potosinos de Charcas, Ciudad Fernández, Cerritos, Tamazunchale y Cárdenas, sin embargo, aunque hay evidencia de que alguna vez hubo actividad volcánica, hoy ya es obsoleta y los movimientos son provocados por el colapso del esqueleto acuífero.

 

Los movimientos que se sintieron en algunos municipios de la Huasteca, el Altiplano e incluso en inmuebles de la capital potosina como el Edificio Puga y el Edificio EME (habitantes aseguraron que sintieron los movimientos cuando fueron los sismos de 1985 y 2018), reforzaron la idea de que San Luis Potosí podría ser una zona sísmica.

 

Sólo dos sobrepasaron los 4 grados en la escala de Richter; uno que ocurrió a 23 kilómetros al noroeste de Cerritos, fue de 4.3 y ocurrió el 29 de abril; y otro que fue a 50 kilómetros al noreste de Cárdenas, tuvo 4 grados de magnitud y ocurrió el 20 de septiembre.

 

Pese a estas cifras que comparte el SSN, geólogos de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), coincidieron en que el Estado no es una zona sísmica y que los movimientos registrados se relacionan con otro tipo de fenómenos.

 

“No somos una zona sísmica conforme a lo que establece el SSN, ni lo que establece el Servicio Meteorológico Mexicano, somos una zona asísmica o de un grado sísmico mucho muy bajo, aquí no tiembla”, apuntó Ramón Ortíz Aguirre, geólogo de la UASLP.

 

Lo que sí está ocurriendo es un colapso del esqueleto acuífero. Al extraer más agua del subsuelo, las estructuras se compactaron originando ligeros movimientos de acomodo de la tierra, que a la larga generaron fracturas y las famosas fallas geológicas.

 

Los movimientos en la Huasteca Potosina fueron por el asentamiento del sistema cárstico: "Cuando una caverna se asienta (perdió la resistencia por el contacto constante con el agua), origina un pequeño movimiento".

 

Producto de las fracturaciones hidráulicas (fraking) en Tamaulipas y Veracruz, se han suscitado movimientos en algunas zonas de la Huasteca, justo en los municipios que colindan con estas entidades.

 

Las zonas sísmicas en el país tienen dos factores básicos: el movimiento de las placas tectónicas de la tierra y la presencia de fenómenos magmáticos, es decir de volcanes.

 

Que no exista ningún volcán en funcionamiento, no exime a San Luis Potosí de haber sido territorio de actividad volcánica.

 

Carlos Cham Amaral, geólogo de la UASLP, señaló que el estado sí tuvo volcanes, como la Joya Honda, en Soledad de Graciano Sánchez.

"Hay evidencias de que hubo vulcanismo relativamente reciente, el Valle de San Luis está formado por una fosa tectónica por medio de fallas, que ocurrieron entre la Sierra de Álvarez y la Sierra de San Miguelito".

Expuso que en varias partes del Estado como Villa de Arriaga, hay evidencias de que en algún momento hubo actividad volcánica en la entidad.

Este vulcanismo ya está obsoleto y no influiría en el movimiento de la tierra de San Luis Potosí.

Héctor López Loera, investigador del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), señaló que la parte con mayor presencia de sismos en el país es la zona sur, la cual se encuentra pegada a la Placa de Cocos (placa tectónica debajo del Océano Pacífico de la costa occidental de América Central), San Luis Potosí se encuentra lejos de esta placa y por tanto su ubicación es privilegiada. 

NISSAN

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP