La noticia antes que nadie

Corea del Norte está lista para abrirse al mundo

También mencionó las varias reuniones sostenidas -en los últimos meses- por Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Notimex | 11/10/2018 | 11:32

Corea del Norte está lista para abrirse al mundo, renunciar a las armas nucleares y transformarse en un “país nuevo”; por eso si el Papa visita ese país será “un paso gigantesco”, aseguró hoy aquí Lázaro You Heung-sik, obispo surcoreano de Daejeon.

Durante una conferencia en la sala de prensa del Vaticano, el clérigo (que participa estos días aquí del Sínodo de los Obispos) se mostró entusiasta por el acercamiento de las dos Coreas y calificó este tiempo como “una nueva era”.

“Hasta el año pasado todo el mundo hablaba de que iba a explotar la guerra en Corea, pero en este año, gracias al soplo del espíritu santo, la situación ha cambiado 180 grados”, constató.

Recordó que el punto de quiebre se dio durante los Juegos Olímpicos invernales de enero pasado en Pieonchang (Corea del Sur), en los cuales se forjó una nueva relación entre el sur y el norte.

Destacó el encuentro del 27 de abril entre los presidentes Moon Jae-in (de Corea del Sur) y Kim Jong-un (del Norte). “Fue verdaderamente un gran éxito, yo lo miraba por televisión, lloraba, reía, no sabía cómo reaccionar. Jamás lo hubiese imaginado”, siguió.

También mencionó las varias reuniones sostenidas -en los últimos meses- por Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Viendo esta situación yo creo que Corea del Norte está lista para abrir el país, es decir renunciar a las armas nucleares y hacer un país nuevo. Esto lo digo sabiendo tantas cosas, por vía directa e indirecta”, insistió.

Más adelante reveló que, en septiembre pasado, el presidente Moon le dijo al mandatario del norte que si quería llevar a su pueblo a “entrar en el mundo”, quizás el mejor modo de hacerlo sería invitando al Papa Francisco a visitarlo.

Kim Jong-un dijo que sí y por eso, hace unos días, el portavoz del jefe de Estado surcoreano anticipó que si el pontífice viajase a Pyonyang sería recibido con una calurosa bienvenida.

“Ahora, el 18, mi presidente se reunirá con el santo padre. Sólo escuchando esta noticia pensé: ¡Cuánto sería bello que el Papa fuese a Pyonyang! Pero en realidad se necesitan dar muchos pasos antes”, señaló Heung-sik.

“Entiendo que la visita sería, ante todo, pastoral. Pero de ser así algunas cosas de Corea del Norte deberían cambiar. Por ejemplo, ahora no hay presencia de sacerdotes en Corea del Norte, sería necesario que, al menos, hubiese sacerdotes y también cierta libertad religiosa”, añadió.

El próximo jueves, Francisco recibirá en audiencia privada a Moon Jae-in en el Vaticano y un día antes, por la tarde del 17 de octubre, el presidente participará de una misa “por la paz en la península Coreana” celebrada por el cardenal secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, en la Basílica de San Pedro.

Más adelante, el obispo Lázaro You Heung-sik aseguró que sabe cuánto el Papa reza por la unidad de Corea y evocó sus varias intervenciones públicas pidiendo la paz en la península.

Reconoció que entre los jóvenes surcoreanos existe miedo por el impacto que tendría en su país, a nivel económico, la ayuda a Corea del Norte. Precisó que muchos de ellos piensan que se empobrecerán y perderán puestos de trabajo.

Pero el clérigo sostuvo que, más allá de ese miedo, muchas cosas pueden hacer ambas partes y por eso la Iglesia está promoviendo un clima de encuentro. “Este es nuestro rol”, indicó.

Y sentenció: “Si el Papa fuese allá daría un paso gigantesco, un paso cualitativo para la paz en la península Coreana y Corea del Norte entraría a la comunidad internacional como un país normal”.

UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.