La noticia antes que nadie

Permiten saquear tiendas en Indonesia

“Las tiendas están cerradas y los mercados, vacíos”, explica Eddy, de 33 años. “Así que tenemos que saquear una tienda tras otra”.

EFE | 08/10/2018 | 14:01
La falta de agua y alimentos en la ciudad de Palu, devastada por el sismo de magnitud 7.5 y un tsunami que dejó al menos 832 muertos, obligó a sus habitantes a saquear tiendas y supermercados con el permiso del gobierno.
 
“No nos ayudan, necesitamos comer. No tenemos otra opción para comer”, se justificaba ayer uno de los habitantes que saqueaba.
 
“Las tiendas están cerradas y los mercados, vacíos”, explica Eddy, de 33 años. “Así que tenemos que saquear una tienda tras otra”.
 
Las autoridades indonesias anunciaron que no sancionarán a los saqueadores y compensarán a los propietarios de los comercios. “Solicitamos (a los distribuidores) Alfamart e Indomaret que dejen que la gente tome los productos. Tienen que registrar todo y nosotros pagaremos, no será un saqueo”, anunció el ministro del Interior, Tjahjo Kumolo, según un comunicado.
 
“Es una crisis. ¡No hay alimentos, no hay nada!”, se indigna otro saqueador. “Lo que necesitamos desesperadamente es algo que comer y agua”.
 
De repente, en el edificio se sienten dos pequeñas réplicas del temblor. La gente grita: “¡Sismo! ¡Sismo!”.
 
Pero una vez que pasa la angustia, llegan más saqueadores a la tienda.
 
“Es la situación la que nos fuerza a hacer esto, necesitamos de todo”, argumenta un adolescente presente en el lugar junto con otros jóvenes.
 
“Agarramos todo lo que pudimos, ni siquiera podemos cocinar, por eso saqueamos”.
 
La ayuda apenas empieza a llegar a la isla de Célebes. Las autoridades están transportando cocinas móviles capaces de proporcionar unas 36 mil comidas diarias, miles de colchones y cobijas.
 
SEPULTAN A VÍCTIMAS
 
Al medio día de ayer domingo (23:00 del sábado en México) “hay 832 muertos”, anunció el portavoz de la agencia de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho. El nuevo balance duplica casi el anterior, de 420 muertos.
 
“El número de fallecidos seguirá aumentando”, señaló el responsable.
 
“Hoy comenzarán los entierros masivos de las víctimas, para evitar que se propaguen enfermedades”, añadió.
 
Rescatistas buscaban a sobrevivientes entre los escombros de un hotel y de un centro comercial que se derrumbaron con el sismo.
 
“Hemos logrado sacar a una mujer viva del hotel Roa-Roa”, indicó Muhamad Syaugi, el jefe de los Servicios de Emergencia. “Y hemos oído a gente que pedía ayuda”.
 
El presidente indonesio, Joko Widodo, llegó el domingo por la mañana a Palu. “Les pido (...) que se preparen para trabajar día y noche y proceder a la evacuación”, dijo ante las tropas desplegadas en la zona para ayudar en la búsqueda de supervivientes.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.