La noticia antes que nadie

David Cronenberg prefiere el cine en casa

Con 75 años y una larga carrera, el realizador canadiense se mostró divertido y a favor de las nuevas tecnologías en una clase magistral en la Mostra de Venecia.

EFE | 11/09/2018 | 17:04
En medio del debate sobre si hacer o no cine para ver en televisión o incluso en teléfonos, el veterano David Cronenberg fue muy claro hoy en Venecia, donde se mostró totalmente favorable a la comodidad de la casa y confesó: "hace muchos, muchos años, que no voy a una sala".
 
Con 75 años y una larga carrera a sus espaldas, el realizador canadiense se mostró divertido y a favor de las nuevas tecnologías en una clase magistral en la Mostra de Venecia, donde recibió un León de Oro de honor.
 
"No me importaría ver de nuevo 'Lawrence de Arabia' en un iphone o un apple watch. Puede ser una película diferente, pero seguro que interesante", dijo el realizador, para quien es más importante la distribución mundial que puede ofrecer una plataforma audiovisual como Netflix, que mostrar una película en unas pocas salas.
 
El debate se abrió cuando en la última edición del Festival de Cannes no se permitió competir a películas que se estrenaran al mismo tiempo en televisión. La cuestión está en que una película lo es en su producción pero deja de serlo en su distribución cuando pertenece a una plataforma audiovisual, explicó el cineasta.
 
Esta nueva forma de distribución "pone en cuestión la naturaleza del cine", reconoció el director de "The Fly", para quien algunos colegas hablan de "la nostalgia de los viejos tiempo del cine" cuando hacer una película era una experiencia comunal "y casi religiosa".
 
"Almodóvar habló de la sacralidad del cine. Creo que tienes que ser católico para creer eso", dijo Cronenberg, provocando las risas de los periodistas que abarrotaban la sala en la que se celebró el encuentro con el cineasta.
 
Y aunque aseguró que "el cine nunca será de nuevo el mismo", también encuentra el lado positivo de ver películas en la intimidad de una casa. "No he ido al cine desde hace muchos, muchos años", dijo Cronenberg, que bromeó con los problemas para aparcar su coche si va a un pase comercial.
 
Pero una ventaja real es que en las películas que se ven en las plataformas no hay anuncios y que la calidad es muy buena. "Vi 'The Shape of Water', de Guillermo del Toro, en casa, en una tele de plasma de 50 pulgadas y la vi luego en el cine. Tuve una mejor experiencia en casa", afirmó Cronenberg.
 
No solo porque la calidad fuera mejor, sino porque en su casa puede disfrutar de la experiencia con más amigos, dijo antes de invitar a todos los asistentes a ir a su casa de Toronto e incluso dio su dirección para los interesados.
 
Sin parar de mostrar su fina ironía, relajado y sonriente, Cronenberg no tuvo reparos en mostrar su apoyo a todo lo que sea un avance en el mundo audiovisual, desde las producciones para televisión, a las cámaras digitales o el uso de drones para el cine.
 
"Leí un artículo que decía que yo estaba desarrollando una serie de televisión, cosa que no sabía", dijo divertido. Y aunque estaba pensando en escribir una novela, el hecho de que últimamente haya visto muchas series le hizo darse cuenta de lo interesante que puede ser vivir la evolución de una historia y de unos actores durante varios años.
 
"¿No ha empezado un proyecto para Netflix?", le preguntó entonces la moderadora de la charla. Como toda respuesta, silba.
 
Lo que sí ha hecho es trabajar como actor en la serie "Alias Grace", lo que le llevó a confesar que antes de ser director quiso ser intérprete. Y mucho antes escritor.
 
"Un guion es como un haiku y una novela puede ser como 'Guerra y Paz', dijo el realizador, cuyo padre también era escritor y hoy recordó cómo de niño se dormía escuchándole teclear en su máquina eléctrica.
 
Además, en aquella época los dramas se escuchaban en la radio y nadie hacía cine en Toronto, por lo que fue solo al ver "La strada", de Fellini, entendió por primera vez que "el cine podía ser un arte y no solo algo para niños".
 
Un salto, el de la radio al cine, que comparó con el de las salas a las televisiones. "Cuando la gente dice que hay que llorar por el cine, yo creo que hay que pensar que las cosas cambian, se transforman".
 
Eso, tras bromear con que parecía un ejecutivo de la plataforma por la defensa que realizaba, momento que aprovechó para pedirles trabajo.
 
Autodeclarado existencialista, Cronenberg también tuvo tiempo para considerar que su mejor película es "Crash" y que la menos vista es "M.Butterfly", razón por la que pidió a la Mostra que eligieran esa para proyectar en su homenaje.
UCSLP - ESPECTACULOS

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.