La noticia antes que nadie

Ipicyt investiga Actinobacterias provenientes de zonas áridas

Se trabaja en tres líneas de investigación, actinobacterias asociadas a Opuntia megarhiza, actinobacterias provenientes de suelos contaminados con arsénico y un proyecto de biosíntesis de ácido carmínico.

Plano Informativo | 11/09/2018 | 14:06
xSan Luis Potosí, SLP.- Enzimas, antibióticos, pigmentos, antifúngicos, insecticidas, surfactantes, inhibidores de corrosión, antitumorales, compuestos que promuevan el crecimiento de plantas, productos para extracción de crudo de petróleo y/o biorremediación, entre otros compuestos.
 
En el Laboratorio de Microbiología de Productos Naturales del Ipicyt, perteneciente al Consorcio de Innovación, Investigación y Desarrollo para las Zonas Áridas (CIIDZA), un grupo de investigadores trabaja con Actinobacterias provenientes de zonas áridas (altiplano potosino) porque son microorganismos productores de compuestos bioactivos con aplicación farmacológica, cosmética, de biorremediación y agroindustrial, entre otras cosas.
 
Sandra Pérez Miranda, Doctora en Biotecnología e investigadora Cátedra CONACYT, integrante del CIIDZA, dijo que de las actinobacterias (bacterias Gram positivas) de zonas áridas se pueden obtener productos para uso humano e industrial como son compuestos como antibióticos, insecticidas, antitumorales, enzimas y pigmentos, entre otras cosas.
 
“Trabajamos con Biotecnología de Actinobacterias. Es una manera de contribuir con la sociedad, el trabajo que hacen esas pequeñas poblaciones (bacterias) es importante en nuestra vida diaria además de poder generar productos para beneficio humano. Podemos desarrollar todo el proceso biotecnológico desde el aislamiento de la bacteria hasta llegar a un producto final que pudiera ser adquirido en el mercado”, detalló la Biotecnóloga del IPICYT.
 
Pérez Miranda dijo que ella trabaja en tres líneas de investigación; las cuales son: actinobacterias asociadas a Opuntia megarhiza (nopal del camote); actinobacterias provenientes de suelos contaminados con arsénico y suelos salinos, además de un proyecto de biosíntesis de ácido carmínico como alternativa de obtención del colorante de grana cochinilla con productores de San Luis Potosí y Zacatecas.
 
“Los compuestos que producen las actinobacterias de zonas áridas podrían ser útiles para el desarrollo científico, tecnológico e industrial del país, podemos imaginarlos de forma muy sencilla, supongamos que tenemos una infección en la garganta y el antibiótico que recetó el médico y que compramos en la farmacia, puede ser de algún compuesto que producen las actinobacterias de las zonas áridas, alguno asociado a la Opuntia megarhiza o proveniente de ambientes salinos u otras plantas desérticas; estamos desarrollando investigación para que en un futuro se pueda beneficiar la sociedad de ello”, agregó la investigadora Cátedra-CONACYT  del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica.
 
Dijo que en el laboratorio colaboran con ella un Ingeniero Químico y dos pasantes, uno de Ingeniería ambiental y un Biólogo; ellos se dedican a hacer la mayoría de las pruebas de bioprospección microbiana.
 
Por último, dio a conocer que el Consorcio de Investigación, Innovación y Desarrollo para las Zonas Áridas tiene una gama de investigación aplicada a este tipo de ecosistemas y que buscan desarrollar investigación de forma interdisciplinaria.
 
 
CEDVA

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP