La noticia antes que nadie

Relacionan cáncer con contaminación

Investigadores de la UNAM confirman que las partículas PM10 se encuentran en el aire de las zonas metropolitanas, incluido SLP

Plano Informativo | 08/09/2018 | 00:17

El incremento en los casos de cáncer de mama y de próstata está relacionado con partículas PM10 que se encuentran en el aire de las zonas metropolitanas, incluida la de San Luis Potosí, y que se derivan de plásticos como el BPA, según la investigadora de la UNAM, Karen Nava Castro.

 

De acuerdo con trabajos de otros investigadores de la misma Universidad Nacional Autónoma de México, se ha logrado demostrar que las partículas ultrafinas contenidas en el aire de las zonas metropolitanas sí aumentan los riesgos de enfermedades cancerígenas en tejidos como mama o próstata.

 

Las pruebas realizadas en las principales zonas metropolitanas del país, confirmaron, más allá de toda duda, que alguien con cáncer de mama puede incrementar la metástasis al exponerse a estos compuestos denominados ftalatos que están en los plásticos y en la atmósfera.

 

Estos compuestos orgánicos se encuentran en productos de uso cotidiano como recipientes de plástico para transportar comida, maquillaje, cremas, lociones y biberones, todos, artículos de uso común entre la población potosina.

 

Los ftalatos son compuestos orgánicos que se liberan de los plásticos en cambios de temperatura o PH, pero también son contaminantes que están en el aire, en las partículas suspendidas que son las partículas PM10.

 

La confirmación de la relación entre estas partículas ultrafinas con enfermedades como el cáncer, pone en evidencia la necesidad de contar con un análisis profundo de la calidad del aire en la zona metropolitana potosina, y ampliar los trabajos de investigación sobre su relación con los porcentajes de incidencia de casos de cáncer de mama y próstata, así como en los casos de metástasis.

 

Sin que esto signifique que cada ser humano que habita en una zona metropolitana debe encerrarse en una burbuja para no respirar las partículas ultrafinas dispersas en la atmósfera, sí establece la necesidad de evitar la exposición al aire libre cuando los niveles de PM10 sean muy elevados, para lo cual se tiene que contar con mediciones adecuadas que sean una herramienta eficaz para alertar a la población sobre las horas y días en que no se debe permanecer al aire libre.

 

No tienen el equipo necesario

Es difícil creer que la Segam tiene información sobre la calidad del aire de la capital potosina y su zona metropolitana cuando sus estaciones de monitoreo prácticamente son obsoletas, y no solo por la falta de mantenimiento, sino porque no se ha comprado equipo de última tecnología para actualizar la información.

 

El que existe ya es obsoleto

Cuando leemos que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) acaba de adquirir un equipo para la medición de partículas ultrafinas para determinar la responsabilidad de estas partículas en la incidencia de varios tipos de cáncer, nos damos cuenta de que equipos de hace 20 o hasta 10 años no están en condiciones de medir ni una cuarta parte de las partículas reales que hay en la atmósfera.

NISSAN

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.
VISION LASER POPUP