La noticia antes que nadie

Tres policías ayudaron a desviar dinero hacia PRI en Chihuahua, según informe

El PRI, a su vez, los utilizó en campañas en estados como Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa y Durango.

EFE | 06/09/2018 | 15:10
 
Tres policías del céntrico Estado de México participaron en el desvío de unos 13 millones de dólares presuntamente orquestado por el exsecretario de Finanzas del PRI en el estado de Chihuahua, Alejandro Gutiérrez, un caso recientemente sobreseído a petición de la Fiscalía general, reveló hoy un informe.
 
Según una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), tres policías del Estado de México detenidos por asalto colaboraron en el desvío de 246 millones de pesos (unos 13 millones de dólares) durante el gobierno de César Duarte en Chihuahua (2010-2016).
 
Este dinero fue canalizado a campañas electorales del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) en cinco estados, tal y como denunció el actual gobernador de este norteño estado, Javier Corral, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), que promueve un amparo para evitar la libertad de Gutiérrez.
 
"Ese desvío de fondos es por el que fue detenido en diciembre de 2017 Alejandro Gutiérrez, a quien un juez federal exoneró el pasado 31 de agosto porque supuestamente no se acreditó su culpabilidad en el delito de peculado (malversación de fondos públicos)", indicó MCCI en un boletín.
 
De acuerdo con esta investigación, en el movimiento de dinero participaron tres policías del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (Cusaem), que meses después fueron arrestados por intentar robar tres millones de pesos (unos 155.000 pesos) a una empresa que custodiaban.
 
Las cuatro empresas que fueron utilizadas para el desvío de recursos públicos de Chihuahua habían sido creadas entre el 13 y el 18 de agosto de 2015 por el policía José Juan Saliano González, junto con vecinos e integrantes de su familia, de acuerdo con un rastreo de actas realizado por MCCI.
 
"A los seis meses de que las empresas habían sido creadas, el Comité de Adquisiciones del Gobierno de Chihuahua les asignó directamente cuatro contratos por 246 millones de pesos por cursos de capacitación a papás y maestros, que nunca se impartieron", detectó la entidad.
 
Los depósitos por esos contratos se concretaron el 7 de abril de 2016, y casi de inmediato el dinero se dispersó en decenas de operaciones, principalmente hacia otras empresas.
 
Entre las personas que presuntamente recibieron transferencias estaban Ernesto Fernández Mora y Maximiliano Benítez Montoya, quienes eran compañeros de Saliano González en el Cusaem.
 
La corporación a la que pertenecían los guardias arrestados fue creada cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, era gobernador del Estado de México, y desde entonces ha funcionado como empresa privada, ganando contratos públicos multimillonarios- de hasta 2.000 millones de pesos (unos 104 millones de dólares)- por adjudicación directa.
 
Derivado de esto, desde junio de 2015 se formalizó en el Senado una petición para investigar la empresa.
 
De acuerdo con varios testimonios presentados a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) Alejandro Gutiérrez desvió al PRI recursos federales enviados a Chihuahua.
 
El PRI, a su vez, los utilizó en campañas en estados como Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa y Durango.
 
El pasado 31 de agosto, un juez federal canceló el proceso contra Gutiérrez por el desvío al PRI, al solicitar la PGR sobreseer el caso.
 
En un comunicado, la PGR alegó que no se "contaba con los elementos probatorios -idóneos, pertinentes y suficientes- con los cuales pudiera tener por acreditada la intervención del agente en los hechos investigados y, por tanto, para formular acusación", y culpó al Gobierno de Chihuahua de no aportar suficientes pruebas.
 
Gutiérrez fue detenido a finales de diciembre de 2017 en Saltillo, ciudad del vecino estado de Coahuila.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.