La noticia antes que nadie

Minimalismo japonés para la tranquilidad de tu hogar

La sociedad japonesa le ha dado prioridad a lo necesario

Minimalismo japonés para la tranquilidad de tu hogar
Minimalismo japonés para la tranquilidad de tu hogar
Minimalismo japonés para la tranquilidad de tu hogar
Agencia | 05/09/2018 | 20:41

¿Le atraen las camas pegadas al suelo y las habitaciones amplias y con colores madera? Entonces probablemente tenga en su cabeza la imagen de un espacio minimalista japonés.

¿Qué tiene de particular este tipo de diseño? Que es una mezcla entre realidad social y filosofía ancestral que busca ‘volver a lo esencial’.
 
En el libro Haz espacio en tu vida (Roca Editorial), que trata sobre el estilo de vida minimalista en Japón en el día a día, su escritor, Fumio Sasaki, cuenta que la sociedad japonesa le ha dado prioridad a lo necesario: se ve en la ceremonia del té, por ejemplo, una costumbre atemporal en la que no se puede portar nada que interrumpa la conversación ni el momento de saborear la taza de té.
 
El escritor destaca, además, que el terremoto que sufrió Japón en el 2011, junto con el exceso de información consumida por la tecnología y la compra desenfrenada llevaron a que muchos japoneses empezaran a interesarse nuevamente por vivir solo con lo necesario.
 
Dice Sasaki: “El minimalismo busca reducir el número de sus posesiones en favor de lo que de verdad importa (aunque) las cosas importantes dependerán de cada uno”.
 
En otras palabras: nada de objetos que usamos solo un par de veces ni muebles que conseguimos solo porque estaban en oferta. Lo que busca un espacio minimalista es que nos concentremos en nosotros mismos.
 
El deseo de ‘volver a lo esencial’ hace que “el minimalismo japonés se base muchísimo en la naturaleza”, explica Andrea Urrea, directora de la firma de diseño de interiores Suuko.
 
Por eso, las texturas de los suelos, en lo posible, deben ser naturales, como madera o piedra, y los colores buscan que nada sobresalga: tonos de beige, crema, grises.
 
Y, claro, se trata de un estilo que puede ser confundido con otras tendencias del minimalismo. “A diferencia del diseño japonés, en el minimalismo nórdico, por ejemplo, se usan paletas blancas, negras y azules”, aclara Angélica Varón Caycedo, gerente de proyectos de interiorismo de la firma Artekture. “Además, un espacio ‘escandinavo’ busca dar la sensación de estar en una cabaña más que estar en la naturaleza”.
 
Como también destaca Sasaki en su libro, minimizar no es el equivalente de ordenar. Luz Elena Gutiérrez, fundadora Monosuru, una consultora de organización del hogar, aclara que “al ordenar y optimizar un espacio lo que se pretende es hacerte encontrar una energía particular en lo que ya tienes, mientras que el minimalismo japonés busca hacerte reducir todo a lo esencial”.
 
 
¿Qué define al minimalismo japonés?
 
Cada habitación debe dar cuenta de su función sin estar saturada de objetos innecesarios.
 
Algunos espacios, como esquinas o pasillos, quedan vacíos de decoración.
 
Los colores del espacio deben ser tenues, claros y discretos. Predomina la paleta de tonos beige, así como los de madera clara y terracota, además del beige mismo y el blanco.
 
La iluminación del espacio debe provenir, en lo posible, de una fuente natural y tiene que dar sensación de calidez.
 
El mobiliario es simple y elegante. Las texturas y los objetos decorativos buscan ser lo más naturales y discretos posible.
 
Los muebles bajos son clásicos en el minimalismo japonés. Ayudan a que pueda apreciar el espacio que lo rodea completamente.
 
‘Tips’ para vivir ‘al mínimo’ en su hogar
 
Estos son algunos consejos que da Fumio Sasaki en su libro Haz espacio en tu vida:
 
Empiece regalando, vendiendo o donando todo lo que está claro que es basura.
 
Reduzca todo lo que tenga repetido y deshágase de todo lo que no haya usado en un año.
 
Descarte todo lo que produzca ruido visual.
 
Prescinda de lo que tenga solo por aparentar que usted es alguien que no es realmente.
 
Borre de su mente la idea de que no quiere dejar algo atrás porque cuando lo compró le salió caro.
 
No compre algo por ser barato ni se lo lleve porque sea gratis.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.