La noticia antes que nadie

Jean-Michel Jarre celebra con disco

El disco de grandes éxitos saldrá el 14 de septiembre y reúne más de 40 piezas re­masterizadas de su carrera.

Agencia | 03/09/2018 | 17:44
Jean-Michel Jarre es el dios supremo de la mú­sica electrónica y maestro de los conciertos maratonianos. Desde hace 50 años el músico francés mezcla fragmentos de sonidos, un aniversario que celebra junto con su 70 cum­pleaños.
 
A Jarre se le considera un músico de superlativos y no sólo por las masivas ventas de su música, sino porque com­pone sin descanso y realiza giras por todo el mundo. El pionero del sonido electróni­co publica un disco doble para festejar el doble aniversario.
 
El disco de grandes éxitos saldrá el 14 de septiembre y reúne más de 40 piezas re­masterizadas de su carrera. Para elaborar Planet Jarre - 50 Years of Music repasó todo su repertorio, según escribe él mismo en su página de inter­net. Entre las canciones están sus primeras composiciones, propias de los años 1968 y 69, como Happiness Is a Sad Song y La Cage.
 
Jarre revolucionó el mun­do en los años 70 con sus sin­tetizadores. Desde entonces mezcla sonidos como hacen los cocineros con los ingre­dientes. “La música electróni­ca es muy cercana a la comida y la cocina. Uno mezcla los ingredientes, las especias”, señaló en una entrevista. La comparación no es gratui­ta ya que Jarre nació en Lyon, la cuna de la gastronomía francesa.
 
El éxito internacional le llegó en 1976 con Oxygène, un álbum instrumental grabado en el estudio improvisado de su casa y que vendió millones de copias.
 
En 2016, en el 40 aniver­sario del disco, lanzó Oxygè­ne 3, para el que se encerró en su es­tudio y se sumer­gió en el espíritu de entonces, explicó el músico. El álbum nació en sólo seis semanas y con po­cos instrumentos.
 
A Oxygène le si­guieron Equinoxe y Magnetic Fields, que también vendie­ron millones de copias. Con Zoolook, su octavo disco, ex­perimentó en 1984 por prime­ra vez con fragmentos de voz hablada que deformó y sumó a collages musi­cales. También era nuevo el hecho de tener músico invi­tados, algo a lo que siempre ha vuelto a recurrir. Para Elec­tronica 1 y Electro­nica 2, de 2015 y 2016, Jarre reunió a todos los grandes del géne­ro, entre ellos Massive Attack, Pete Townshend y Moby.
 
En su opinión, los concier­tos sin espectáculo son abu­rridos. Lo resume así: “Ir a un concierto y ver a alguien de pie detrás de un teclado o una notebook no es sexy ni visual­mente interesante”.
 
Por eso sus presentacio­nes en vivo son shows en los que se usan niebla, fuegos ar­tificiales y juegos de luz láser. Su concierto por el festivo na­cional de Francia, el 14 de julio de 1979, atrajo a un millón de personas. En Moscú, en 1998, hubo unos 3.5 millones de espectadores.
 
Exmarido de la actriz Charlotte Rampling y expro­metido de Isabelle Adjani, Jarre procede de una fami­lia de músicos. Su padre fue Maurice Jarre, famoso por las bandas sonoras de películas como Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago.
 
El gran modelo a seguir por Jarre, que tocaba el pia­no ya con cinco años, fue, sin embargo, Pierre Schaeffer, el creador de la Musique con­crète, una música experimen­tal en la que se compone con sonidos grabados. A finales de los 60 Jarre se unió al grupo experimental Groupe de Re­cherches Musicales de Schae­ffer, lo que constituyó el inicio de su carrera en la música electrónica.
 
Jarre considera que el sin­tetizador es una de las prin­cipales invenciones de la historia de la música: en vez de partir del sonido de los ins­trumentos, este aparato per­mite al compositor descubrir nuevos tonos, de forma casi infinita. Un potencial que lle­va explorando desde hace 50 años.
UCSLP - ESPECTACULOS

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.