La noticia antes que nadie

Guterres lamenta salida de Comisión de la ONU de Nicaragua

Advirtió que seguirá el monitoreo de la situación de los derechos humanos en Nicaragua.

Notimex | 01/09/2018 | 14:32
El secretario general de la ONU, António Guterres, lamentó la decisión del gobierno de Nicaragua de retirar su invitación a la misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).
 
Guterres subrayó la relevancia del ACNUDH y su apoyo a la labor de la Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional en Nicaragua.
 
“El secretario general alienta al gobierno a que mantenga su compromiso constructivo con el ACNUDH y a que se valga, entre otras cosas, de la asistencia técnica ofrecida por la Oficina en relación con diversas esferas de cooperación mutua más allá del diálogo nacional”, declaró Guterres en un comunicado.
 
El gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega ordenó la salida inmediata de país a partir de este sábado del representante del ACNUDH, Guillermo Fernández Maldonado, y de su equipo de trabajo.
 
La expulsión del representantes de la misión se da después de la publicación de un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que se acusa a las autoridades de cometer abusos contra manifestantes y hacer uso excesivo de la fuerza.
 
Ortega calificó el reporte de la misión de la ACNUDH como “extralimitado, parcial y subjetivo”.
 
Fernández Maldonado confirmó este sábado que la misión abandonará el país centroamericano, pero advirtió que seguirá el monitoreo de la situación de los derechos humanos en Nicaragua.
 
“Lo ideal es estar aquí, dentro del país, porque proyecta en la población una mayor cercanía, pero la obtención de información y la capacidad de pronunciarnos sobre los hechos se mantiene. Lo central son las víctimas y sus derechos, queremos estar concentrados en eso”, aseguró.
 
El informe del ACNUDH concluyó que paramilitares vinculados al mismo gobierno de Ortega son responsables de la muerte de la mayoría de las más de 300 personas ocurridas en las protestas populares que se realizan desde abril pasado.
 
La misión aseguró en su reporte que desde el comienzo de las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, existe un “uso excesivo de la fuerza” y que lejos de reconocer su responsabilidad, el gobierno culpa a la oposición de pretender un golpe de Estado.
 
Las protestas en Nicaragua comenzaron el 18 de abril pasado en rechazo a una reforma al sistema de seguridad social, impulsada por el mismo Ortega, quien después debió cancelarla, pero no pudo contener las manifestaciones.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.