La noticia antes que nadie

“Yo no pienso volver a meterme ahí nunca más”, niño atrapado en cueva

Tras el triunfo, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, reveló que los pequeños fueron dopados con tranquilizantes para realizar las labores de rescate.

Agencia | 11/07/2018 | 12:59
La pesadilla terminó. Tras 17 días atrapados en la cueva inundada de Tham Luang, los 12 niños tailandeses y su entrenador de futbol están a salvo. Ayer, los buzos culminaron las labores de rescate con total éxito: “No sabemos si ha sido un milagro, la ciencia, o qué. Los 13 jabalíes están ya fuera de la cueva”, escribieron ayer los buzos militares tailandeses, protagonistas de la operación, en Facebook.
 
Tras el triunfo, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, reveló que los pequeños fueron dopados con tranquilizantes para realizar las labores de rescate, minimizando el riesgo. El pasado 6 de julio, Business Insider recogió el testimonio de Jani Santala, un buzo finlandés que formó parte del grupo de socorristas, que aseguró que la forma más fácil de rescatar a los niños atrapados en la cueva era “drogándolos”. El experto explicó que de esa manera se podrían calmar a los miembros del equipo de fútbol que estaban dentro de la cueva y sacarlos del lugar con mayor eficiencia. “La forma más fácil sería si los niños estuvieran casi inconscientes, no luchando contra el pánico ni nada, sólo atados, con una máscara y siendo como un paquete que los buzos profesionales manejen”, aseguró Santala.
 
La recuperación apenas comienza. “Yo no pienso volver a meterme ahí nunca más, muchas gracias”, decía uno de los integrantes del equipo juvenil de futbol desde el hospital, en el que permanecerá en cuarentena, junto al resto de los deportistas, reportó El País. Los médicos los mantendrán bajo observación para evitar que les contagien o contagien una enfermedad. Además, los niños tienen lentes de sol para adaptar gradualmente sus ojos al afecto de la luz.
 
El avance de las operaciones alegró a los allegados y familiares de los chicos. “Quiero que se encuentre bien y que regrese rápido a la escuela”, afirmó a AFP Phansa Namyee, un compañero de clase de uno de los jugadores, Night, de 16 años. “Quiero jugar con ellos, llevarlos al restaurante y pasar tiempo juntos”, enfatizó.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.