La noticia antes que nadie

Empresas no se aseguran por fenómenos meteorológicos

Sólo cinco por ciento de los micronegocios y 15 por ciento de las pequeñas y medianas empresas cuentan con un seguro contra desastres naturales

Agencia | 28/06/2018 | 18:34

A pesar de eventos climatológicos como el huracán Harvey, que destrozaron ciudades enteras, y de que ya comenzó la temporada de huracanes, las empresas no buscan más protección y dejan en riesgo la pérdida de su patrimonio con un daño económico que puede tomarles una generación recuperar, advierten directivos de la industria aseguradora.

“Las autoridades han implementado programas de información y prevención pero hay un aspecto que significa un riesgo económico importante con impacto de mediano y largo plazo, la falta de contar con protección a través de un seguro. Hoy en día es prioritario proteger el patrimonio, ya que reponerse de un golpe como la pérdida del negocio o de un inmueble a causa del impacto de un fenómeno natural, puede llevar una generación”, señaló Leonardo Fantini, responsable de propiedad y riesgos especializados de AIG Seguros México.

En el país hay un área de oportunidad en cuanto a incentivar la cultura de la prevención. Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), destacan que sólo cinco por ciento de los micronegocios y 15 por ciento de las pequeñas y medianas empresas cuentan con un seguro contra desastres naturales.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la temporada de huracanes se extenderá hasta el 30 de noviembre. Especialmente en las zonas costeras del país es en donde la población necesita estar alerta, informada y protegida, pero como se evidenció semanas atrás en Guanajuato, cualquier región del país es vulnerable a la presente temporada de lluvias.

“La población debe tener conciencia del riesgo al que está expuesta y buscar también instrumentos financieros que le proporcionen mayor seguridad”, señaló el ejecutivo de AIG y recomendó al contratar un seguro, checar bien cuál es el idóneo para proteger los bienes inmuebles con un diagnóstico profundo de los riesgos y para identificar lo que se quiere proteger.

“Es fundamental insistir en la importancia de un diagnóstico de riesgos profesional y a profundidad, como una de las mejores medidas para mitigar los costos económicos en caso de afectación por algún desastre de la naturaleza”, subrayó Fantini.

Datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) destacan que en México el impacto económico de estos eventos naturales va en aumento. En el periodo de 1980 a 1990, el costo promedio de los daños fue de 700 millones de dólares, pero de 2000 a 2014 fue de 2 mil 147 millones de dólares.

Los daños más importantes causados por catástrofes naturales durante el 2017 corrieron por cuenta de tres huracanes —Harvey, Irma y María (HIM)— que azotaron Estados Unidos y el Caribe. Estos huracanes produjeron unos daños asegurados combinados de 92 mil millones de dólares, convirtiendo la temporada de huracanes del Atlántico Norte de 2017 en la segunda más costosa desde 2005.

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.