La noticia antes que nadie

Ecos fuertes del debate

Kiosko

Miguel Ángel Guerrero | 13/06/2018 | 15:01

Como sucedió en los anteriores, en el tercer debate de los candidatos a la presidencia del país, las agresiones entre sí se impusieron a las propuestas, aunque debe reconocerse que el abanderado de la coalición por México al frente Ricardo Anaya dijo algunas de las cosas que millones de mexicanos esperaban escuchar de ellos

Por principio de cuentas y como se pudo ver y escuchar en la transmisión del acto realizado en Mérida, el queretano no se anduvo por las ramas y desde un principio trató de acorralar al candidato del frente “juntos haremos historia” Andrés Manuel López Obrador de tal suerte que lo acusó de tener contratistas favoritos a los que ha privilegiado con obras sin licitar lo que el peje negó aunque perdió la atención cuando el panista lo retó a que renunciara a la candidatura si se lo demostraba lo que dejó callado al tabasqueño murmurando bajo: “ yo no soy corrupto” mientras Anaya mostraba una carpeta donde supuestamente guardaba copias de los contratos entregados por Amlo a un constructor.

Ya encarrerado, el queretano dijo algo que millones de mexicanos querían escuchar como es la promesa de acabar con los gasolinazos y bajar el precio del combustible.

Y como se vio que llevaba para dar y repartir golpes también advirtió al candidato del PRI que de llegar a la presidencia llevaría ante la justicia a los funcionarios federales culpables de ilícitos en perjuicio de las finanzas públicas.

Asimismo al abordarse en la mesa el tema de la educación  López Obrador no sorprendió a nadie cuando aseguró que cancelaría la reforma educativa por ser modelo de otros países y causó sorpresa cuando dijo estar de acuerdo en la evaluación a los maestros cuando esta medida la utilizó en muchas ocasiones como pretexto para atacar al presidente Enrique Peña Nieto.

En los roces verbales entre Anaya y el peje, también salieron a relucir las acusaciones de pactos entre sus contrarios cuando el panista acusó a Amlo de haber pactado con EPN asunto en el que ninguno abundó por lo que quedó en el aire.

A su vez, el abanderado priista José Antonio Meade parecía dictar cátedra al señalar a sus rivales la importancia de sacar de la pobreza a la gente siempre con datos duros a la mano en tanto que el independiente Jaime “bronco” Rodríguez Calderón no dejó de insistir en la cancelación de las políticas asistenciales y mejor poner a trabajar a la gente en vez de darle apoyos.

Por supuesto, en su intervención de cierre de debate el tabasqueño no dejó de aludir a lo que parece ser su carta favorita de ataque como es achacarle  todos los males que aquejan al país a la mafia del poder.

Comentario aparte merecen los moderadores y en particular Leopoldo Puig por sus ansias de protagonismo pues en ocasiones parecía no que estaba ahí para transmitir las preguntas o el derecho de réplicas, sino que estaba ahí para enjuiciar y juzgar a los debatientes.

CABOS SUELTOS

Con la colocación de SLP en el cuarto lugar de los estados con presupuesto basado en resultados, el secretario de finanzas José Luis Ugalde Montes demuestra por qué es el colaborador del gobernador Juan Manuel Carreras López que considera su mano derecha…

 

 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.