La noticia antes que nadie

Fritz Hansen reinventa la icónica silla Egg y ya está en México

Agencias | 15/05/2018 | 00:25
La edición especial de la icónica silla Egg de la firma de diseño Fritz Hansen, diseñada por Arne Jacobsen, ya está disponible en México.
 
Creada como parte del mobiliario que diseñó Jacobsen para el emblemático SAS Royal Hotel en Copenhague, Dinamarca, a finales de la década de los años cincuenta, la silla Egg marcó un hito en la historia del diseño danés alrededor del mundo – al igual que las sillas Swan y Drop, y el sofá Swan.
 
“Para festejar el 60 aniversario de algunos de los diseños más emblemáticos de Arne Jacobsen, hemos optado por trabajar con los materiales más exclusivos, centrándonos no solamente en su aspecto, sino también en la manera que se sienten, huelen y maduran. Y además de reflejar el lujo inherente en estos diseños icónicos, los nuevos materiales también realzan la personalidad de cada silla de pies a cabeza”, comentó Iván Carretero, director de la firma para México y América Latina, durante la presentación de la edición especial por el 60 aniversario de la silla Egg.
 
El directivo agregó que el equipo de Fritz Hansen “alzó el vuelo” con la misión de reinterpretar una serie de íconos sin dejar de ser fieles a su forma y calidad, “las cuales son reconocidas mundialmente”. Por ello, la colección conmemorativa tiene como objetivo unir un legado renombrado con un diseño relevante y perdurable al paso del tiempo.
 
En ese sentido, la colección especial de la empresa danesa consiste en las sillas Egg y Swan, en piel Pure, y la silla Drop, tapizada con tela Sera. Así mismo, incluye tres elementos de iluminación y accesorios: la clásica lámpara de pie Kaiser Idell con un nuevo acabado, un puf de Cecilie Manz y una manta de lana Merino.
 
“Son muebles y accesorios que combinan materiales y cautivan los sentidos como la base bañada en oro de 23 quilates. El equipo de diseño ha refinado no solo el proceso de añejamiento, sino también la sensación, el aspecto y la esencia de cada diseño”, agregó por su parte Salvador Miranda, director general de IHO Espacios, empresa que comercializa y distribuye en México los productos de Fritz Hansen.
 
Para rendir tributo a Egg y a Swan, ambas sillas han sido tapizadas en piel de cuero Pure, conocida por su toque suave y una apariencia exclusiva. Por su parte, la silla Drop ha sido tapizada en textiles de lana Sera. Y la base original en forma de estrella para las tres sillas está hecha con chapa de oro de 23 quilates, resaltando la sofisticación y la elegancia que forman parte del mobiliario icónico.
 
Las sillas Egg y Swan están disponibles en un número limitado de hasta mil 958 piezas cada una. La silla Drop y los accesorios solo estarán a la venta durante 2018.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.