La noticia antes que nadie

Comienza histórico debate parlamentario sobre el aborto en Argentina

La interrupción del embarazo deberá realizarse a más tardar cinco días después de que la persona gestante lo haya solicitado, sin necesidad de autorizaciones judiciales previas.

Notimex | 06/03/2018 | 11:22

El Parlamento argentino comenzó hoy un histórico proceso legislativo para debatir la legalización del aborto por primera vez y como resultado de una larga lucha de los colectivos feministas.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó este martes en el Congreso el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE) con el apoyo de 71 diputados, a diferencia de los 22 que firmaron cuando la ley se impulsó en 2008.

Esta es la séptima ocasión que la Campaña promueve una iniciativa que jamás llegó a discutirse en el recinto por falta de respaldo político, pero ahora lo logrará gracias a que el presidente Mauricio Macri habilitó el debate de la ley pese a que está en contra del aborto.

El proyecto establece que cualquier persona con capacidad gestante tendrá derecho a abortar en un hospital público o una clínica privada de manera gratuita, durante las primeras 14 semanas de gestación y sin explicaciones de por medio.

La interrupción del embarazo deberá realizarse a más tardar cinco días después de que la persona gestante lo haya solicitado, sin necesidad de autorizaciones judiciales previas.

El aborto podrá llevarse a cabo más allá de las primeras 14 semanas de gestación si el embarazo es producto de una violación, si está en riesgo la salud física, síquica o social de la persona gestante y si el feto presenta malformaciones graves.

Al presentar el proyecto, la diputada Victoria Donda advirtió que este año “vamos a votar si estamos a favor del aborto legal o a favor de los abortos clandestinos".

La diputada Marta Alanis explicó, por su parte, que “este proyecto entra en la agenda parlamentaria por la fuerza del movimiento feminista, por la fuerza de la campaña nacional por el acceso al aborto legal seguro y gratuito y por la irrupción del movimiento Ni una menos”, del que Argentina es precursora.

Desde el oficialismo impulsaron un proyecto alternativo que coincide en el plazo de 14 semanas y en la voluntad de la mujer para permitir el aborto, pero no a través de una nueva ley, sino de una mera reforma al Código Penal que despenalice esta práctica.

La norma actual establece penas de entre uno y cuatro años de prisión a las mujeres que abortan por su propia voluntad, de tres a 10 años a quienes les practiquen abortos sin su consentimiento y de 15 años si la interrupción del embarazo es seguida de muerte de la mujer.

En Argentina, el aborto está despenalizado si es producto de una violación “o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente” y si la vida y la salud de la madre están en peligro, pero la ley no suele cumplirse y las mujeres siguen siendo criminalizadas.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, en el país cada año se realizan alrededor de 500 mil abortos clandestinos que provocan la muerte de entre 50 mujeres, lo que convierte a esta práctica en la primera causa de muerte materna.

Después de la presentación de este martes, el camino de la nueva ley continuará con las sesiones conjuntas de cuatro comisiones que comenzarán el próximo mes y que podrían culminar en junio con el debate en el pleno de la Cámara de Diputados.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, explicó que la intención del gobierno “es que haya debate, que se pueda ir a fondo, que se puedan respetar las distintas posiciones, es dejar trabajar al Congreso tranquilo, construir un consenso positivo, sea cual sea la postura".

UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.