La noticia antes que nadie

Rinden homenaje a Pastor Billy Graham

Un tributo normalmente reservado para presidentes y altos funcionarios políticos o militares

Agencia | 04/03/2018 | 13:43
Estados Unidos rindió el miércoles tributo nacional en el Capitolio al famoso pastor evangélico Billy Graham, quien murió la semana pasada a los 99 años, un homenaje inusual para este religioso confidente de presidentes y cuyas predicaciones llenaban estadios de todo el mundo.
 
El ataúd del predicador que popularizó el evangelismo televisado en la década de 1950 se expuso durante dos días en una capilla bajo la cúpula del Capitolio, un tributo normalmente reservado para presidentes y altos funcionarios políticos o militares. Graham es el cuarto ciudadano privado en ser honrado de esta manera.
 
Durante más de 60 años, el reverendo ejerció su influencia espiritual sobre protestantes estadounidenses y del mundo entero, así como sobre unos 12 presidentes estadounidenses, desde Harry Truman hasta Barack Obama.
 
“Hoy le agradecemos por esta vida extraordinaria y es muy bueno que lo hagamos aquí, bajo la cúpula del Capitolio, donde se conserva la memoria del pueblo estadounidense”, dijo el presidente Donald Trump, en una ceremonia a la que asistió la familia de Graham y autoridades políticas.
 
Su ataúd fue trasladado por soldados al centro de este lugar icónico en la historia del país, que estará abierto al público por la tarde.
 
Ya desde la mañana, una multitud estaba presente en la explanada del Capitolio para dar su último adiós.
 
William Franklin Graham Jr. murió el 21 de febrero en su casa en Montreat, Carolina del Norte (sudeste). De salud frágil en los últimos años, padecía la enfermedad de Parkinson y cáncer de próstata.
 
Tras una revelación religiosa a los 16 años de edad, rápidamente atrajo multitudes gracias a su carisma, su voz resonante y su predicación entusiasta, convirtiéndose en una verdadera estrella pop de la Biblia.
 
 "Esa elección no solo cambió la vida de Billy", dijo Trump durante la ceremonia. “Cambió nuestras vidas. Cambió nuestro país, y cambió, de hecho, todo el mundo”.
 
El mandatario y el vicepresidente, Mike Pence, planean asistir al funeral de Graham el viernes en Charlotte, Carolina del Norte.
 
En 60 años de carrera, quien ha sido nombrado “el pastor de América” organizó más de 400 convenciones en estadios y salas de concierto, llevó a cabo “cruzadas” en 185 países, escribió una treintena de libros traducidos en unos 40 idiomas y pronunció sermones que fueron seguidos por hasta un total de 2.200 millones de telespectadores.
 
Nacido el 7 de noviembre de 1918, fue el mayor de cuatro hermanos criados en una granja lechera de Charlotte, Carolina del Norte.
 
Pastor baptista desde 1939, se casó con la hija de un misionero cristiano en China, Ruth McCue Bell, fallecida en 2007 a los 87 años. La pareja tuvo cinco hijos y pese a los 64 años de matrimonio, Ruth McCue Bell siguió siendo presbiteriana.
 
Su hijo mayor, William Franklin Graham III, de 65 años, continuó con el camino de su padre. Desde 1982 es pastor evangelista y dirige la asociación evangelista Billy Graham desde 1995.
 
Su otro hijo, Nelson, y una de sus hijas, Anne Graham Lotz, también son predicadores. Ella ha escrito varias obras.
 
Ferviente anticomunista, se convirtió en 1992 en el primer líder religioso en visitar Corea del Norte, cuando el régimen fue duramente golpeado por el colapso del bloque soviético. Allí le llevó al “Gran Líder” Kim Il Sung un mensaje del presidente estadounidense George Bush.
 
Ese viaje allanó el camino para una histórica visita a Corea del Norte del exmandatario estadounidense Jimmy Carter, quien se reunió con Kim Il Sung y ayudó a negociar un acuerdo para aliviar la crisis.
 
Para algunos legisladores que asistieron el miércoles a la ceremonia en el Capitolio, Graham sirvió como modelo de una característica a menudo olvidada en un Washington sediento de poder: la humildad.
 
“Su vida conmemora esta idea de una caminata humilde, y creo que eso es algo que todos los participantes en el proceso político podrían aprender de estos días, dada la forma en que otros enfoques han estado en boga en los últimos tiempos”, dijo el congresista republicano Mark Sanford.
 
Para Sanford, cuyo romance con una mujer argentina cuando era gobernador de Carolina del Sur ocupó los titulares nacionales en 2009 pero que, no obstante, logró ganar un asiento en el Congreso, el mensaje de Graham fue sobre el poder de la redención.
 
“Yo he sido beneficiario de las segundas oportunidades”, dijo. “En ese sentido, (sé que) esta idea de redención y segundas oportunidades es un gran tema”.
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.