La noticia antes que nadie

¿Deben ser remunerados los donantes de sangre?

Agencia | 28/02/2018 | 13:53
El mes de marzo es, tradicionalmente, el mes de la Cruz Roja en EE.UU.. Aprovechando la proximidad de esas fechas, la organización humanitaria intensifica su campaña de donación de sangre, animando a la población a contribuir como donantes.
 
Sin embargo, con ello también se intensifica el debate, de carácter moral, en torno a los pagos a los donantes de sangre, una práctica legal y frecuente en EE.UU., un país en el que la industria y la comercialización del plasma sanguíneo crece cada año y destaca a nivel global.
 
"Dinero rápido"
En este reportaje de RT, nuestra corresponsal Helena Villar investiga este tema.
 
Su primer encuentro es con Michelle, que acaba de salir de un centro de donación de plasma y explica que tanto para ella como para sus hermanas, realizar donaciones es algo habitual: "La gente lo hace porque es dinero extra. Cuando tienes problemas, donar sangre es algo común, porque es dinero rápido".
 
Michelle detalla que el mecanismo de pago se efectúa a través de una tarjeta de crédito facilitada por la empresa de extracción de sangre. "Por las primeras cinco donaciones te pagan 15 dólares por cada una; luego 20 dólares, y van subiendo hasta los 35", explica la entrevistada.
 
Las empresas de extracción también premian a los donantes con ofertas o recompensas que son usadas como reclamo para ocasiones especiales como el 'Black Friday' o la Navidad, fechas en las que la gente necesita dinero para sus compras.
 
A nivel global, la industria del plasma sanguíneo alcanzó casi 20.000 millones de dólares en 2017, y cada año crece un 6,8%.
 
Aproximadamente el 80% de los centros de donación de plasma de Estados Unidos están situados en los barrios pobres del país. 
 
Altruismo
Hay quien, sin embargo, se niega a cobrar dinero por donar. Es el caso de Theophilus Snow. Aunque entiende a quienes donan su sangre por necesidad de recibir ingresos extra, él lo hace de manera altruista.
 
"Me pregunté a mí mismo: ¿qué pasaría si los hospitales se quedasen sin sangre suficiente? ¿Qué le pasaría a mi madre y a las personas que la necesitan?", explica Snow: "en ese momento, me dije que en cuanto tuviera oportunidad, sería donante de sangre".
 
La Organización Mundial de la Salud tiene como objetivo que todos los países obtengan sus suministros a través de donantes voluntarios no remunerados de aquí a 2020. En la mayor parte de Europa, por ejemplo, está prohibido el cobro.
 
Un debate ético aún abierto
Brendant Parent, director del programa de Bioética de la Universidad de Nueva York cree que "en un mundo ideal, nadie debería ser remunerado por donar sangre", ya que "todo el mundo debería hacerlo por bondad", a modo de "gesto filantrópico".
 
Sin embargo, como él mismo reconoce, "en los países que no pagan las tasas de donación de plasma, la cifra de donaciones es mucho más baja".
 
EE.UU., que sí remunera a los donantes, representa aproximadamente el 60% del total del suministro mundial.
 
La industria del plasma, por su parte, se defiende argumentando que sus procedimientos están avalados por la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inlés). Sus críticos, sin embargo, aseguran que sus estándares son demasiado laxos.
 
En cualquier caso, el debate ético sobre la remuneración de las donaciones sigue abierto.
 
 
 

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.