La noticia antes que nadie

Nueve maneras de combatir la gripe.

La dieta es muy importante cuando se desea prevenir y combatir las desagradables gripes.

Agencia | 22/02/2018 | 21:49
La gripe es el resultado de la influenza, un desagradable virus que puede atacar al tracto respiratorio superior. Típicamente se esparce por el aire de persona a persona, así que no tienes ni idea cuando puede atacar.
 
Pero no siempre vas a querer surtirte con medicinas para la gripe de tu farmacia con una gran cantidad de químicos en la etiqueta. 
 
1. Mantente hidratado
Aquí tengo un tip que deberías seguir independientemente que temas sufrir una gripe o no. Mantenerse hidratado es una e las mejores maneras de mantenerse saludable, por las buenas.
 
Necesitas recuperar los fluidos perdidos cuando te ataca la gripe, especialmente si tienes fiebre o has vomitado.
 
Pero no pienses que solo es tomar unos cuantos vasos de agua, hay muchas maneras de mantenerse hidratado.
 
Por ejemplo, si tienes un humidificador de vapor frío o vaporizador, conéctalo para hidratar el aire, el cual te ayudará a descongestionar esa nariz tapada.
 
También puedes optar por comer trozos de hielo e incluso un helado bien frío para proveer hidratación extra mientras se derriten.
 
Intenta beber líquidos calientes para ayudar a aliviar la congestión nasal y calmar las inflamadas membranas en tu nariz o garganta. Una investigación encontró que las personas que bebieron una bebida caliente sintieron alivio inmediato y duradero en narices congestionadas, toses incesantes, estornudos y dolores de gargantas.
 
2. Mantente aseado
El Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CCPE) recomienda que una vacuna temprana contra la gripe es el paso más importante para combatirla, pero hay también muchas otras formas para evitar que la gripe te contagie a ti y a tu familia:
 
Evita el contacto con personas enfermas.
Cubre tu boca y nariz con un pañuelo cuando tosas o estornudes.
En vez de permitir que los gérmenes de los estornudos y la tos se concentren en tus manos, codos y en cualquier otro lugar que puedan aterrizar, ten siempre un desinfectante cerca de ti y mantente limpio.
Evita tocar tus ojos, nariz y boca para detener la propagación de gérmenes.
Lava tus manos con jabón y agua cada vez que salgas de la cama.
Sopla tu nariz profundamente y tan frecuente como sea necesario, e incluso antes de que realmente lo necesites hacer.
Desinfecta las superficies y objetos que podrían contaminarse con gérmenes como la gripe.
Estos tips de limpieza son geniales para la temporada de gripe, ¡pero debes ponerlos en práctica por un año entero!
 
3. Descansa
Sí, los ejercicios son la clave para tener buena salud. Pero cuando estás enfermo, tu cuerpo necesita un descanso.
 
Así que en vez de dirigir la energía de tu cuerpo hacia el trabajo (moviéndote constantemente, ejercitándote o haciendo algo agotador), solo relájate.
 
Tu cuerpo necesita toda la ayuda que pueda conseguir para combatir la gripe en la batalla por tu salud. Así que olvida tus tareas diarias y pasa todo el día en cama si puedes.
 
Además, la gripe es una gran excusa para salir de casi cualquier responsabilidad y así poder enfocarte en sentirte mejor.
 
4. Abastécete de nutrientes
Cuando estás enfermo, el cuerpo realmente necesita toda la ayuda que pueda obtener. Aquí te daremos una lista de los mejores nutrientes que puedes conseguir para fortalecer tu sistema inmune contra la gripe:
 
Vitamina C: debería estar en el primer lugar de tu lista para combatir la gripe y otros tipos de virus. Cuando tu cuerpo se encuentra bajo ataque por alguna clase de bacteria, virus o toxina, tus requerimientos de vitamina C llegarán al cielo. Así que ten a mano pastillas de vitamina C o comidas y bebidas con grandes cantidades de esta importante vitamina.
 
Ácidos grasos omega 3: Incrementa la actividad de los fagocitos (células que luchan contra la gripe digiriendo bacterias). Un estudio del Instituto de Nutrición Humana y la Escuela de Medicina de Gran Bretaña mostró que el omega 3 incrementó el flujo de aire y protegió a los pulmones de resfriados e infecciones respiratorias.
Zinc: Podría reducir la duración de los síntomas de la gripe. David L. Katz, Md, director de la Centro de Investigación Preventiva de la Universidad de Yale afirmó: 30 mg (de zinc) consumidos al principio del resfriado reducirán su duración aproximadamente medio día.
 
Astragalus: Es una raíz China que ha demostrado estimular a los glóbulos blancos que luchan contra la infección, de acuerdo al consejero de Prevention Andrew Weil, MD. Sin embargo, puede tomar hasta 6 semanas alcanzar toda su efectividad.
 
Vitamina D: también es un factor importante en la prevención de la gripe y su aparición por primera vez. Proporciona un sistema inmunológico saludable en general, y también es un efectivo agente antimicrobiano. Un estudio realizado en el año 2010 demostró la efectividad de la vitamina D como una estrategia preventiva contra la influenza, demostrando que los niños que tomaban una pequeña dosis de vitamina D, tendrían un 42 % menos de probabilidades de contagiarse de gripe.
 
Recuerda que puedes encontrar todos estos nutrientes en una dieta bien balanceada. Si sueles tener una dieta poco balanceada, podrías enfermarte más que una persona que come saludablemente cuando la gripe ataca.
 
Si quieres conocer cuáles alimentos te ofrecerán los nutrientes necesarios, no te pierdas Más de 50 alimentos saludables que no pueden faltar en tu dieta.
 
5. Come alimentos saludables
Tu dieta es muy importante cuando queremos prevenir y combatir las desagradables gripes.
 
El ajo puede ser efectivo en la lucha contra las infecciones respiratorias de la gripe. Un estudio británico encontró que las personas que consumieron suplementos de alicina (el compuesto antimicrobiano encontrado en el ajo) sufrieron un 46 % menos de resfriados que aquellas personas que no la consumieron.
 
Un estudio de la Universidad de Harvard encontró que beber cinco copas de té negro al día cuadriplicaron el sistema de defensa inmune luego de dos semanas.
 
Investigadores de la Universidad de Tufts encontraron que las almendras estimularon las propiedades antioxidantes de la vitamina E, lo que podría reducir la probabilidad de desarrollar infecciones respiratorias severas. Comer un puñado de almendras cadad día podría ser tu ticket para una temporada libre de gripe.
 
Un estudio publicado por el Diario Británico de Nutrición afirma que el chocolate negro podría estimular tu sistema inmune. Altas dosis de cacao estimulan a las células T colaboradoras de tu cuerpo, lo cual ayuda a combatir las infecciones.
 
Los compuestos probióticos en alimentos naturalmente fermentados como el yogurt, han probado mejorar la función inmune según un estudio de la Universidad de Viena en Austria.
 
En general, podrías seguir consumiendo alimentos que conoces para seguir una dieta saludable. Evita comer de más, especialmente si sientes náuseas o estás propenso a vomitar.
 
Si quieres aprender a llevar una alimentación saludable, no te pierdas 8 prácticos consejos para lograr una alimentación saludable.
 
6. Aplica compresas calientes o frías a tu sinusitis
Dependiendo de cómo te sientas personalmente, podrías querer que compresas frías o calientes te ayuden a sentirte mejor. Puedes conseguir compresas reusables en tu farmacia local.
 
Si no tienes manera de conseguir alguna compresa, ¡puedes hacerte una! Para una compresa caliente, simplemente calienta una toalla húmeda en el microondas. Para una compresa fría, toma un una pequeña bolsa de guisantes del refrigerador.
 
Luego, aplícalas a tus mejillas, frente e incluso en las glándulas alrededor de tu cuello. Esto aliviará el dolor, y te distraerá temporalmente de tu enfermedad. Repítelo tanto como gustes.
 
7. Gárgaras de agua salada
Estoy seguro que has escuchado esto antes, ¡y por una buena razón!
 
Realmente no sabes cuantas veces tragas durante el día hasta que te toca vivir esta terrible experiencia, Afortunadamente las gárgaras ayudan.
 
Las gárgaras humedecen una garganta irritada y alivian el dolor temporalmente, deteniendo la sensación de irritación. La sal ayuda a matar los patógenos, y las gárgaras en agua tibia aliviarán la inflamación y aflojarán la mucosidad.
 
La mejor recomendación es mezclar en un vaso de agua cerca de media cucharada de sal, con agua tibia.
 
8. Dúchate
Primero que todo, cuando sudas en la cama todo el día mientras tienes gripe, probablemente necesites una ducha.
 
Pero además de la higiene, una ducha puede ser una experiencia muy placentera.
 
Una ducha de vapor puede humedecer y limpiar tus senos nasales, especialmente si suenas gentilmente tu nariz mientras aspiras la tibia humedad del agua.
 
Pero ten cuidado, no pases mucho tiempo en la ducha, de lo contrario podrías deshidratarte y marearte. Ten un vaso de agua cerca por si acaso.
 
9. Evita algunos alimentos
Si eres un lector regular de esta página seguramente sabrás cuánto impacto tiene tu dieta en la salud en general. Y solo necesitas ciertos nutrientes para fortalecer tu cuerpo contra el débil sistema inmune de la gripe, también deberías evitar ciertos alimentos que podrían emporar la situación.
 
Azúcar y carbohidratos: Podrían reducir el conteo de glóbulos blancos que tan valiosos son en la lucha contra la infección.
 
Jugos de fruta: Mientras que el jugo de naranja contiene una buena cantidad de vitamina C, encontrarás más en las frutas y en los vegetales. La mayoría de los jugos de fruta son ricos en azúcar, lo cual deberías evitar si tienes gripe.
Lácteos: Los productos lácteos pueden hacer que algunas personas produzcan más mucosidad. Cuando tienes gripe, necesitas hacer lo contrario.
 
Comida procesada: Estos alimentos generalmente son malos para ti, por una gran cantidad de razones. Concéntrate en aquellas frutas y vegetales con una alta densidad de nutrientes que podrían fortificar tus defensas.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.