La noticia antes que nadie

Ricos de América Latina pierden con caída de Wall Street

Su capital tuvo una baja de alrededor de 9.5 por ciento

Agencia | 12/02/2018 | 15:31

Wall Street la semana pasada registró una caída histórica de más de mil puntos. Este desplome contagió a los mercados de Asia y Europa, y en menor medida a los de la región, sin embargo, los personajes más ricos de Latinoamérica perdieron cerca de 15 mil 590 millones de dólares en solo ocho días, según los últimos datos reportados por Bloomberg.

El brasileño Eduardo Saverin, uno de los creadores de Facebook, perdió 980 millones de dólares, ya que, al inicio de semana, el dos de febrero, tenía 10 mil 300 millones de dólares y al finalizar la semana, tras las caídas de la bolsa pasó a tener nueve mil 320 millones de dólares, lo que quiera decir que su capital tuvo una baja de alrededor de 9.5 por ciento.

Otros de los latinos más afectados fueron el mexicano Ricardo Salinas, director y fundador del Grupo Salinas, que perdió 600 millones de dólares, es decir 7.2%, Carlos Sicupira, accionista de Anheuser-Busch, perdió 800 millones de dólares, es decir 6 por ciento.

De esta pérdida de dinero tampoco se escapó el empresario Carlos Slim, uno de los hombres más ricos según la Revista Forbes, perdió cuatro mil millones de dólares. A pesar de ser una cifra mayor a las anteriormente mencionadas, vale la pena aclarar que su fortuna en proporción es más grande que la de los tres latinos más afectados, ya que el capital de Slim en términos porcentuales solo tuvo una afectación de cinco por ciento, lo que lo sitúa en el puesto ocho del ranking de los latinoamericanos más afectados por la caída de la bolsa la semana del 2 al 9 de febrero.

Dentro de los afectados hay tres colombianos: Alejandro Santo Domingo, Luis Sarmiento Jaime Gilinski Bacal, quienes perdieron 800, 200 y 100 millones de dólares respectivamente.

El latinoamericano menos afectado fue Juan Carlos Escotet, fundador del grupo Banesco, que perdió 0.93 por ciento en la semana al disminuir su capital de cinco mil 380 a cinco mil 330 millones de dólares.

Dos mujeres de la región también se vieron afectadas con la situación que vivió la bolsa la semana pasada. Ellas fueron Sara Mota de Larrea, la mujer más rica de México y accionista del Grupo México y María Helena Moraes, co-propietaria del Grupo Votorantim, quienes perdieron 800 millones y 350 millones de dólares respectivamente.

También es importante tener en cuenta que “si bien, este bajonazo significa importantes recursos que dejan de percibir las grandes compañías latinoamericanas y por tanto los latinos más ricos que invierten en las bolsas, no tiene efectos inmediatos en el sector real de las economías, ni en el empleo”, afirmó Carlos Alberto Garzón, profesor de desarrollo económico de la Universidad de la Sabana.

De igual manera, vale la pena aclarar que aún es muy reciente para establecer con exactitud los efectos que traerá consigo el desplome de las bolsas del mundo en la economía de los países, sin embargo, es válido afirmar que “la caída afectó de manera inmediata a los principales índices de las bolsas latinoamericanas: Colcap (Colombia), Bovespa (Brasil), IPSA (Chile) y la bolsa de comercio de Buenos Aires”, dijo Garzón.

Según Mauricio Jaramillo, profesor de relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, “la inversión en los llamados países en desarrollo y especialmente en los que tienen problema de inestabilidad presentan mayor afectación. Por ejemplo, en los 90 cuando se generó el pánico financiero, países como Bolivia y Ecuador se vieron más afectados”.

Otro de los efectos que podría tener la situación de la semana pasada es “una presión al alza sobre las tasas de interés, en un contexto donde los gobiernos de Brasil y Colombia están haciendo importantes esfuerzos por reducirlas progresivamente y otros como Chile las han mantenido bajas y relativamente estables”, afirmó Garzón.

La caída de la bolsa se explica como una respuesta a los temores de los inversionistas, con respecto a las posibles alzas en los tipos de interés y en la inflación de Estados Unidos. Dicho temor inició tras la publicación del informe mensual sobre el empleo del país norteamericano.

Los inversionistas empezaron a tener una serie de dudas y cuestionamientos por lo que terminaron retirando y vendiendo sus acciones, lo que generó los saldos en rojo.

Según los analistas solo queda esperar las próximas semanas para conocer los efectos reales de la crisis.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.