La noticia antes que nadie

Encuentran libro nazi a agresor de migrantes africanos en Italia

Notimex | 06/02/2018 | 11:23
Luca Trani, el hombre que hirió la víspera a tiros a seis personas de raza negra en la central ciudad italiana de Macerata, fue acusado de matanza con agravante racista y en su domicilio tenía propaganza nazi-fascista, incluido el libro “Mein Kampf” (Mi Lucha) de Adolfo Hitler. 
 
Medios locales indicaron este día que Trani, de 28 años de edad, fue transferido al penitenciario de Montacuto, en la ciudad de Ancona, donde fue puesto bajo aislamiento. En esa misma cárcel se encuentra recluido el nigeriano Innocent Oseghale, acusado del homicidio de la italiana Pamela Mastropietro, cuyo cadáver descuartizado fue encontrado hace unos días en las cercanías de la ciudad de Macerata. 
 
Según los medios, fue ese asesinato el que desencadenó la furia de Trani contra los inmigrantes de raza negra, a los que disparó el sábado por la mañana desde un auto en marcha por las calles de la ciudad ubicada en la central región de Marche. 
 
El hombre, que en 2016 fue candidato por la xenófoba Liga del Norte en las elecciones municipales, fue acusado del delito de matanza agravado por motivos raciales, además de posesión y portación de armas. Fuentes cercanas a las investigaciones, citadas por los medios, dijeron que Trani, quien hizo el saludo fascista al momento de su arresto, compareció ante la autoridad “lúcido y determinado” y sin dar muestras de arrepentimiento. Confirmaron que en su casa fue confiscada una copia del libro “Mein Kampf” de Hiltler, una bandera con la cruz céltica y propaganda de extrema derecha. 
 
En tanto, cuatro de los seis heridos estaban este domingo todavía hospitalizados, aunque según fuentes médicas ninguno fue reportado grave. Todos los heridos, entre ellos una mujer, tienen entre 20 y 32 años y son originarios de países subsaharianos, como Nigeria, Gambia y Mali. De acuerdo con el diario La Repubblica, otras personas de raza negra podrían haber resultado heridas, pues los servicios de socorro recibieron llamadas de auxilio de la zona donde ocurrió el tiroteo, pero al llegar las ambulancias no encontraron a nadie. 
 
La hipótesis es que se trataría de indocumentados que prefirieron no ser hospitalizados por temor a ser expulsados. En tanto, el ataque contra los extranjeros inflamó la campaña de cara a las elecciones generales del próximo 4 de marzo de las que saldrá el nuevo gobierno. El escritor Roberto Saviano y el presidente del Senado, Pietro Grasso, acusaron a la Liga del Norte y, en particular, a su líder, Matteo Salvini, de ser el “autor intelectual” del ataque por su propaganda racista. Salvini respondió que la culpa era del gobierno por haber permitido la “invasión” de inmigrantes extracomunitarios. 
 
“En Italia hay más de 500 mil inmigrantes ilegales que no traen tranquilidad, ni seguridad”, dijo. Asimismo, la organización ultraderechista Fuerza Nueva respaldó al autor del intento de homicidio de los extranjeros y dijo que pagará su defensa legal. Por su parte, el primer ministro, Paolo Gentiloni, advirtió que “conductas criminales no pueden tener ninguna motivación ideológica” y que el Estado será “duro” contra los delincuentes y con quien pretenda alimentar una “espiral de violencia” con argumentos racistas.
 
UCSLP - INTERNACIONALES

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.