La noticia antes que nadie

Marinos mexicanos entrenan en simuladores de alta tecnología

El primer “juguete” de alta tecnología a su disposición es el mismo que tiene la Marina de Holanda.

Agencias | 05/02/2018 | 09:44

El arma es real y por tanto podría parecer ilógico que estos cadetes de la Marina Armada de México estén bajo el agua con ella y además desarmándola. Pero el ejercicio con el fusil M16-A2 en las manos no es para un enfrentamiento subacuático, sino para perfeccionar el control mental y corporal de los futuros marinos mexicanos. Esta clase bajo el agua es fundamental en su formación y en dos de los simuladores que están disponibles para las nuevas generaciones en la Heroica Escuela Naval, ubicada en Antón Lizardo, Veracruz.

El primer “juguete” de alta tecnología a su disposición es el mismo que tiene la Marina de Holanda. El simulador de navegación marítima los lleva a estar dentro de cualquiera de las embarcaciones de la institución.

La clase de hoy para estos alumnos de la carrera de Ingeniería en Sistemas Navales tuvo dos ejercicios. El primero, estacionar o como dicen ellos atracar, un buque de 150 metros de largo y 2900 toneladas en el puerto de Veracruz. La segunda tarea, no menos complicada, es atender una llamada de emergencia por fuego en un crucero repleto de turistas.

El maquinista, que controla la velocidad; el timonel, quien lleva la dirección; el radarista, que cuida los peligros en la zona; y el navegador de carta naútica, siguen las instrucciones de su compañera, que la hace de comandante.

Paulina Gutiérrez, de la carrera de Ingeniería en Ciencias Navales, explica: “A nosotros nos sirve mucho la práctica aquí, que es donde no se pone en riesgo a nadie. Lo único que falta realmente sería el movimiento que sufre un buque estando ya en mar”. Pero no hace falta, la realidad del simulador es tal que uno se llega a marear sólo con las pantallas.

Desde estas computadoras se controla todo en el simulador: se elige puerto, clima, oleaje, hora del día, embarcación, dirección y más de 10 escenarios, entre ellos, rescates, persecuciones y reabastecimiento de combustible y alimentos a otras unidades en movimiento.

El capitán Héctor Hernández, instructor de navegación, señala: “Nosotros podemos estar metiendo nuevas variables, que enriquecen el ejercicio, y en un momento dado sacan al cadete o lo ponen en una situación donde tiene que reaccionar y demostrar ciertos conocimientos”.

Este plantel con reconocimientos de academias internacionales como el de la Guardia Costera de Estados Unidos tiene seis carreras, cada una con duración de cinco años y casi 900 alumnos.

La Heroica Escuela Naval puede presumir otro “juguete” de alta tecnología, es el simulador de vuelo para la carrera de Ingeniería de Ciencias Aeronavales.

La cabina con dos plazas tiene la capacidad de llevar al alumno a 32 tipos de aeronaves, a prácticamente todos los aeropuertos del mundo, climas adversos, tráfico aéreo, fallas mecánicas y hasta parvadas que destrozan cristales y motores.

José Roberto Flores, de la carrera de Ingeniería en Ciencias Aeronavales, dice: “El simulador me parece algo muy útil, como pasamos aquí cuatro años nos sirve para no llegar a La Paz a ver un poco de lo que podemos esperar”.

De Veracruz, los alumnos de esta carrera viajan a la escuela de Aviación, en Baja California, y pilotean estos aviones. Al volar de forma real, una parvada o una falla en el motor, consideradas situaciones de emergencia, ponen a prueba la mente y el cuerpo, justo como se busca con el entrenamiento del desarme del fusil bajo el agua”.

Te puede interesar

Publicidad
Teléfono: (8)33-69-19
© 2018 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo.
Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.